Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Planeta

Otrora Gran Lago Alajuela

Una de las fuentes principales de agua potable del país sucumbe ante la sequía y la contaminación de sus afluentes

El Gran Lago Alajuela, como se le llamaba anteriormente por su extensión y afluencia, ahora ha quedado reducido a un pequeño riachuelo, en donde ya encallan las piraguas, único medio de transporte en algunas áreas del lugar.

A su máxima capacidad, el lago artificial Alajuela es responsable de abastecer de agua potable a un millón 900 mil personas y del 40% del agua utilizada en las operaciones del Canal de Panamá, pero ahora la sequía lo redujo a 10% de su capacidad total.

El Canal estudia restringir el calado de los buques por la sequía, y es que por el clima extremo, los ríos han aportado menos cantidad de agua a los lagos, que no sólo nutren la vía acuática, sino a la población panameña.

Aunada a la sequía está la contaminación de sus afluentes, y los lugareños aducen que es debido a grandes canteras que se dedican a la extracción y deforestación de los bosques que rodean a la cuenca.