Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Planeta

Falta apoyo, dinero y botánicos para mantener los jardines ‘científicos'

En Centroamérica y el Caribe solo hay unos 200 centros y muchos de ellos han cerrado por la carencia de recursos y personal especializado

Falta apoyo, dinero y botánicos para mantener los jardines ‘científicos'
En el primer día del congreso ‘Puentes Botánicos' se habló sobre los retos de los jardínes en Centroamérica y el Caribe para la conservacíón de la flora. Se estima que 400,000 especies de plantas están amenazadas.

El grupo de especialistas en jardines botánicos que se reúne en Panamá durante el Congreso ‘Puentes de Jardines Botánicos' identificó la falta de recursos económico, de apoyo de las instituciones, organismos y gobiernos, y de personal capacitado como los principales problemas que amenazan a los 222 jardines botánicos que existen en la región.

Para Neville Evans, el director de la Red de Jardines Botánicos del Caribe y Centroamérica,‘la falta de apoyo y el dinero procedente de las instituciones de los gobiernos es el principal problema que enfrenta cualquier actividad que tenga que ver con la conservación de plantas'.

Por su parte, Jorge Warner, del Jardín Botánico de Lankester, en Costa Rica, mecionó como otra dificultad que enfrentan los pocos jardines botánicos que existen en el Caribe y Centroamérica, la carencia de especialistas preparados para estudiar la diversidad biológica de la región, ya que muchos han ido cerrando.

En el caso de Panamá y Costa Rica, señaló que ‘prácticamente somos una región hermana en términos biológicos. Somos un puente entre Suramérica y Centroamérica, y una de las partes más ricas en biodiversidad, pero el problema está en que hay muy pocos botánicos para estudiar nuestra flora. Así que otro reto importantísimo que tenemos es conservar nuestros jardines actuales y capacitar al personal para estudiar nuestra flora'.

Sin embargo, agrega Warner, ‘estudiar la flora que tenemos en la región ocupa formar gente joven en las universidades y crear más jardines botánicos, que es uno de los objetivos de esta actividad: promover lazos de comunicación y cooperación entre los pocos jardines botánicos existentes para poder estudiar la mayor parte de la diversidad biológica'.

‘Si comparamos a los países de Centroamérica con otros de Europa o Noteamérica, vemos que en esos hay muchos más jardines botánicos y pocas diversidad. Esto quiere decir que tienen más personas (capacitadas) que la cantidad de plantas que necesitan conservar. Este es un reto muy grande que tenemos. Necesitamos muchos más jardines botánicos y más instituciones que los apoyen y entender que los jardines botánicos cumplen diferentes papeles para diferentes audiencias', sostuvo Warner.

En cuanto ala poca cantidad de especialistas en botánica, Warner explicó que se debe a varios factores, como la falta de apoyo del Estado para el desarrollo de universidades y centros de investigación y jardines públicos, porque son instituciones costosas de mantener , además de que falta creatividad para apasionar a los jóvenes para que estudien las plantas, indicó.

‘Hay que entusiasmar al joven para que vea la botánica más allá del estudio de una planta, que disfrute lo que está haciendo. Hacer de la botánica algo más atractivo, que no solo implica meterse en un herbario, sino ir al campo, ver diversidad y compartirla. Hay una crisis y hay que superarla, hay que entusiasmar a los jóvenes para que estudien botánica', recomendó Warner.

Pero lo más importante, indicó Warner, es que ‘los jóvenes tienen que sentir que hay una posibilidad de trabajo. Para ello, definitivamente, tiene que ser el Estado o una empresa fuerte, muy comprometida con la conservación del medio ambiente, que financie o ayude a la contratación de jóvenes botánicos'.

Peter Wyse Jackson, director del Missouri Botanical Garden, resaltó también la importancia de los jardines botánicos, señalando que su objetivo es "salvaguardar la biodiversidad de plantas del mundo", que se encuentra amenazada por diversos factores como, la agricultura, la deforestación, el turismo, el cambio climático y el crecimiento de áreas urbanas, entre otros factores.

Se estima que un tercio de las 400,000 especies de plantas que existen en el mundo se encuentran amenazadas de extinción.

‘(Los jardines botánicos) son lugares para ir a entender porqué las plantas son importantes para la vida. Sin plantas no habría vida, no estaríamos aquí, no habrían animales ni civilización humana. Es así de simple. Hay que cautivar a la gente en el interés por ellas, porque no es que sean aburridos, pero hay que ser creativos para darles su verdadero valor', añadió Warner. Por ello, añadió Wyse Jackson ‘hay que crear conciencia pública sobre la importancia de las plantas y el papel esencial que juegan en el mundo. Si no creamos esta sensibilización, no vamos a tener los recursos para conseguir que los jardines botánicos sean sostenibles'.

En el mundo existen aproximadamente 3,096 jardines botánicos, los cuales, según Evans, reciben unos 9 millones de visitantes al año. De éstos, 222 están ubicados en el Caribe y Centroamérica, de los cuales México es el país que cuenta con más jardines botánicos, Colombia y Cuba. Costa Ricas tiene nueve jardines botánicos registrados a la red y en Panamá, está el Smithsonian.

El congreso de jardines botánicos del Caribe y Centroamérica arrancó este lunes 19 de septiembre, en la sede del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), con agenda hasta el viernes 23.

‘Somos un puente entre Suramérica y Centroamérica, y una de las partes más ricas en biodiversidad, pero el problema es que hay muy pocos botánicos',

JORGE WARNER

JANDÍN BOTÁNICO DE LANKESTER