Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Planeta

Rentan especies exóticas para atraer clientes

La tendencia comenzó en hoteles y restaurantes hace unos quince años

Rentan especies exóticas para atraer clientes
Los comerciantes han llevado los zoológicos a los establecimientos para aumentar las ventas.

Unos 600 dólares diarios por un canguro, 150 por una llama o 90 por un camello. Cualquier animal salvaje está en alquiler en China para exhibirlo en un centro comercial, la última moda en este país para atraer a clientes. Dicen que el oso polar "Pizza" llora, pero los visitantes que pasean por el centro comercial de Cantón (sur) donde está encerrado no parecen percatarse.

‘CHINA NO CUENTA CON UNA LEY DE PROTECCIÓN DE ANIMALES DESDE LOS AÑOS 30',

HU CHUNMEI

RESPONSABLE DEL FONDO VERDE EN CHINA

El plantígrado se mueve constantemente de un lado a otro por el minúsculo espacio en el que permanece, sin acceso a la luz del día o aire puro, mientras los niños le chillan desde el otro lado de la cristalera y los adultos toman una fotografía. Su caso ha hecho saltar las alarmas de organizaciones en defensa de los animales y ya se ha conseguido un millón de firmas de ciudadanos de todo el mundo para pedir su liberación. Pero "Pizza", apodado como "el oso polar más triste del mundo", no es el único atrapado en unos grandes almacenes.

‘China ha construido cientos de miles de gigantescos centros comerciales que se han visto seriamente afectados por la venta online. Para atraer a clientes, estos almacenes están usando animales de todo tipo para conseguir más consumidores", explica a Efe Peter Li, especialista en China de Humane Society International (HSI), uno de los grupos que pide que se detenga esta práctica.

La tendencia comenzó en hoteles y restaurantes hace unos quince años, cuenta Li, y en la última década los centros comerciales han empezado a imitar esta "estrategia" para paliar el auge del comercio electrónico, cuyas ventas de productos crecieron un 25,1 % interanual en los primeros nueve meses de este año. Se pueden encontrar ejemplos por todo el país: si este pasado enero en Xinjiang (oeste) se montaba un circo con leones y tigres entre tiendas de lujo y restaurantes, en agosto un centro comercial de Pekín utilizaba un elefante para entregar móviles a clientes durante una jornada de grandes descuentos en teléfonos.