Temas Especiales

17 de Ene de 2022

Planeta

La Tierra se paraliza y disminuye la contaminación ambiental

A medida que las personas han cambiado sus comportamientos y patrones cotidianos para contener o evitar el Covid-19, hubo algunos efectos sutiles en el medio ambiente. Satélites que miden la atmósfera confirman la disminución del dióxido de nitrógeno (NO2) sobre China e Italia.

La crisis del coronavirus ha causado efectos positivos en el planetaArchivo EFE

La pandemia global del nuevo coronavirus (Covid-19) ha paralizado a la humanidad en todos los sentidos. Desde restricciones de viajes aéreos, marítimos y terrestres, hasta cierre de fábricas e industrias, a tal punto que, empresas públicas y privadas han optado por el teletrabajo, no es para menos, el miedo apremia ante este brote viral que ha dejado hasta ahora 180,000 casos de contagio en unos 150 países y más de 5,000 decesos en el mundo.

Los aguas lucen más cristalina en estos tiempos.Archivo | La Estrella de Panamá

Sin embargo, no todo es negativo. La reducción de la actividad industrial y el transporte con vehículos de combustión asociadas a la crisis del Covid-19 también está dejando –en menor escala– efectos secundarios relativamente positivos para el medio ambiente y la salud de las personas.

En el caso de China, con el cierre de industrias y las restricciones de viajes, medidas impuestas para afrontar el Covid-19, se logró una caída de al menos el 25% (aproximadamente 200 millones de toneladas) en sus emisiones de dióxido de carbono –uno de los gases causantes del desequilibrio en la capa de ozono–, según cálculos de Lauri Myllyvirta, del Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio, con sede en Estados Unidos.

“La disminución de las emisiones de dióxido de nitrógeno sobre 
el valle del Po, en el norte de Italia, es especialmente llamativa”.
CLAUS ZEHNER
RESPONSABLE DE LA MISIÓN SENTINEL-5P DE COPERNICUS PARA LA ESA

Mientras que la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) compartió el pasado 13 de marzo un video que revela la significativa disminución de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), un gas nocivo emitido por automóviles (precisamente los que utilizan diésel) e instalaciones industriales, en el norte de Italia, epicentro del brote del nuevo coronavirus del país europeo.

Se han reducido en un 25% las emisiones de CO2 de China.Archivo | La Estrella de Panamá

La animación muestra la fluctuación de emisiones entre el 1 de enero y el 11 de marzo de 2020. La reducción es extremadamente rápida y “particularmente evidente” en la última semana, coincidiendo con las recientes restricciones de movilidad nacionales y el cierre de sectores enteros de la economía en respuesta a la pandemia.

Los datos fueron obtenidos con Tropomi, un instrumento del satélite Copernicus Sentinel-5P –dedicado a monitorear toda la atmósfera–, que rastrea una gran variedad de contaminantes, entre ellos el dióxido de nitrógeno. “Es el instrumento más preciso hoy en día que mide la contaminación del aire desde el espacio”, aseguró Claus Zehner, gerente de esa misión.

“La disminución de las emisiones de dióxido de nitrógeno sobre el valle del Po, en el norte de Italia, es especialmente llamativa. Aunque podría haber ligeras variaciones en los datos debido a la capa de nubes y el tiempo cambiante, añadió. “Estamos seguros de que la reducción en las emisiones que puede observarse coincide con las medidas de contención de Italia, que han provocado una reducción del tráfico y las actividades industriales”, zanjó Zehner.

Con este satélite la ESA ha rastreado esta contaminación causada por los humanos. Emisiones que provienen de tubos de escape y la generación de electricidad, particularmente las centrales eléctricas de carbón. Por eso, gracias a las restricciones en desplazamientos, y muchas empresas o fábricas cerradas usando menos energía, las emisiones de dióxido de nitrógeno han caído, según informó el diario La Vanguardia.

Josef Aschbacher, director de Programas de Observación de la Tierra de la ESA, afirmó: “Tropomi es el instrumento más preciso en la actualidad para medir la contaminación del aire desde el espacio. Estas mediciones, disponibles en todo el mundo gracias a la política de acceso libre y abierto a los datos, proporcionan información crucial para los ciudadanos y los responsables de la toma de decisiones”.

La caída de la contaminación ayuda a las personas con problemas respiratorios.Archivo | La Estrella de Panamá

Mientras que en Venecia, el bloqueo del país y la desaparición de los turistas de una de las ciudades más visitadas del mundo, ha disminuido notablemente la contaminación de las aguas generada por las embarcaciones, varadas desde hace días, como muestran los vídeos e imágenes compartidas por venecianos en las redes sociales.

Poco antes de la publicación de la ESA, Santiago Gassó, investigador de ciencias atmosféricas de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), había compartido en Twitter dos imágenes comparativas al respecto mostrando las emisiones de NO2 entre el 7 de febrero y el 7 de marzo.

Según los científicos de la NASA, la reducción de la contaminación por NO2 (uno de los principales agentes contaminadores de las ciudades) fue evidente por primera vez cerca de Wuhan, pero finalmente se extendió por todo el país. Y es que millones de personas han sido puestas en cuarentena en una de las acciones más grandes de este tipo en la historia de la humanidad.

Dada la importancia y la necesidad cada vez mayor de vigilar la calidad del aire, las próximas misiones Sentinel-4 y Sentinel-5 del programa Copernicus, de la Unión Europea, monitorizarán los gases traza y aerosoles. Estas misiones proporcionarán información sobre la calidad atmosférica, el ozono estratosférico y la radiación solar, además de vigilar el clima.