27 de Oct de 2021

Planeta

Gestión ambiental, un acuerdo como llave de la sostenibilidad

Entre las áreas que forman parte de la gestión ambiental están la política ambiental, el ordenamiento territorial, la evaluación del impacto ambiental, la contaminación, la vida silvestre, la educación ambiental y el paisaje. Todas requieren la participación ciudadana para incluir de manera holística las necesidades del entorno en que vivimos

La Ley No. 6 de 2006 sobre el ordenamiento territorial para el desarrollo urbano establece la organización del uso y la ocupación del territorio nacional y de los centros urbanos.Archivo | La Estrella de Panamá

La gestión ambiental es la estrategia o planes de acción para administrar, ordenar, disponer y organizar la serie de actividades humanas de forma que impacten lo menos posible en el medio ambiente, así lo señalan en su plataforma digital EcologiaVerde.com los ecólogos Irene Juste y Aleix Cardona.

Ambos expertos indican que la gestión ambiental tiene como objetivo el desarrollo sostenible y el equilibrio entre los intereses económicos y materiales del ser humano, al igual que la conservación del medio ambiente.

Entre las áreas que forman parte de la gestión ambiental están la política ambiental, el ordenamiento territorial, la evaluación del impacto ambiental, la contaminación, la vida silvestre, la educación ambiental y el paisaje, áreas que requieren de la participación ciudadana para incluir de manera holística las necesidades del entorno en que vivimos.

Participación ciudadana

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en su plataforma digital iucn.org, indica que para garantizar políticas ambientales y crear el marco que regirá la gestión ambiental, es imprescindible utilizar el concepto de la gobernanza ambiental, puesto que es clave para integrar las necesidades de los actores en el sistema ambiental de una nación.

UICN indica que las Naciones Unidas considera la gobernanza “buena” y “democrática” en la medida en que las instituciones y procesos de cada país sean transparentes, porque la buena gobernanza promueve la equidad, la participación, el pluralismo, la transparencia, la responsabilidad y el estado de derecho, de modo que sea efectivo, eficiente y duradero.

La Ley No. 6 de 2006 sobre el ordenamiento territorial para el desarrollo urbano establece la organización del uso y la ocupación del territorio nacional y de los centros urbanos.Archivo | La Estrella de Panamá

La participación puede tener varios niveles o grados, que reflejan hasta qué punto se comparte la influencia o autoridad para tomar decisiones.

UICN enfatiza que informar o consultar a la ciudadanía no son formas de participación adecuadas para un compromiso constructivo, ya que quienes toman decisiones están relativamente libres para ignorar las contribuciones de actores.

La clave para esta Unión de Miembros compuesta por organizaciones gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil que cuenta con la experiencia de más de 1,400 organizaciones miembros y los aportes de más de 18,000 expertos, es que la participación ciudadana necesita ser comprometedora y colaborativa porque esto garantiza que la participación ayude a influir y determinar decisiones, y a contribuir con opciones deliberadas antes de la toma de decisiones.

Las autoridades son responsables de escuchar y aprender, decidir y aplicar las decisiones a nombre de la sociedad para cuyo servicio han sido elegidas.

Ordenamiento territorial

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su Observatorio Regional de Planificación para el Desarrollo de América Latina y el Caribe señala que en Panamá, la Ley No. 6 de 2006 sobre el ordenamiento territorial para el desarrollo urbano tiene por objeto establecer el marco regulador del ordenamiento territorial para el desarrollo urbano, con el fin de procurar el crecimiento armónico de los centros poblados, y de brindar a sus habitantes accesibilidad universal y mejor calidad de vida dentro de su ambiente geográfico y en todo el territorio nacional (artículo 1).

Además, establece que el ordenamiento territorial para el desarrollo urbano es la organización del uso y la ocupación del territorio nacional y de los centros urbanos, mediante el conjunto armónico de acciones y regulaciones, en función de sus características físicas, ambientales, socioeconómicas, culturales, administrativas y político-institucionales, con la finalidad de promover el desarrollo sostenible del país y de mejorar la calidad de vida de la población (artículo 2).

Igualmente, indica que esta ley define los instrumentos para el ordenamiento territorial y los mecanismos para su elaboración, aprobación, modificación y ejecución. Siendo los instrumentos:

1. Planes nacionales.

2. Planes regionales.

3. Planes locales

4. Planes parciales

En entrevista publicada por La Estrella de Panamá al arquitecto urbanista Manuel Trute, el experto indicaba que para lograr un ordenamiento territorial, es decir la ciudad que queremos, es imperante realizar el diagnóstico de la ciudad, porque es la ciudad es la unidad del territorio que queremos gestionar. Este diagnóstico debe incluir la parte social, económica y ambiental, porque revela la evolución que tendrá la población de la ciudad de Panamá en un horizonte de tiempo determinado, por ejemplo, al año 2030, horizonte de planificación que coincide con la Agenda 2030.

Intervenir el espacio es clave para el experto, quien señala que para lograr una adecuada gestión ambiental, económica y social, el Estado debe contar con el entendimiento previo mediante la participación ciudadana, de quiénes son sus ciudadanos y cuáles son sus intereses sociales, ambientales y económicos. Con esta información, las intervenciones de espacio público catalizan los procesos de repoblamiento en las áreas que, luego de ser estudiadas por expertos, sean determinantes para lograr una buena gobernanza ambiental.

El experto señalaba que a 2030 se espera que 180 mil personas ingresen o demanden suelo dentro del distrito de Panamá, por lo que es importante su organización dentro del territorio. Lograr esta organización se alcanza al analizar la ubicación de esta población, sus ingresos, su perfil demográfico y cómo territorializar todas estas variables.

Además, indicaba que, sin un ordenamiento territorial, 'las ciudades van comiéndose las cuencas', es decir, el espacio para manejar el ciclo del agua que poseen los ríos dentro de la ciudad es reemplazado por construcciones sin planificación macro en la cuenca, sin integrar las dinámicas que a nivel de cuenca se generarán con estas disminuciones en las planicies de inundaciones de los ríos. Estas intervenciones resultan en cambios en la dinámica de flujos de agua e inundaciones urbanas, lo que a su vez aumenta la vulnerabilidad en las cuencas y pone a sus poblaciones en riesgo.

Desafíos

Panamá enfrenta varios desafíos en su gestión ambiental, como el de innovar la forma de crear acciones para gestionar el ambiente desde una perspectiva holística que incluya acciones con participación ciudadana para conservar el ambiente.

Iniciativas como campañas para una buena disposición de las mascarillas no quirúrgicas que utilizamos en pandemia, hasta acciones en la planificación de Estado que incluyan el diseño de políticas públicas que aseguren que las personas y el medio ambiente estén protegidos contra posibles impactos adversos generados en los proyectos públicos y privados, son primordiales.

Otro de los desafíos es la organización del territorio a través de la participación ciudadana en los distritos del país. Es necesario un ordenamiento que incluya la gestión de los riesgos e impacto de los proyectos para ordenar el territorio, de manera que se mejoren los desempeños ambientales y sociales a través de un enfoque basado en riesgos y resultados, planes de ordenamiento en función de la naturaleza y la escala del proyecto y proporcionales a nivel de riesgo ambiental y social.

El Parque Metropolitano realizará el foro internacional 'Ciudades verdes: ciudades saludables' en conmemoración del Día de la Tierra. Hoy el foro dedica un espacio de 2:00 p.m. a 4:35 p.m. a la gestión ambiental desde la mirada de la participación ciudadana, la gestión preventiva, las políticas públicas y casos de estudios.

La autora es investigadora científica en recursos hídricos e ingeniera civil. También es doctora en ingeniería agrícola con mención en recursos hídricos en la agricultura (Chile)