26 de Feb de 2020

Salud

En el día mundial de la tuberculosis, MINSA instó a enfermos a concluir tratamiento

Un 30% de las personas que padecen de VIH/sida en etapa crítica desarrollan tuberculosis, advirtió la coordinadora del Programa Naciona...

Un 30% de las personas que padecen de VIH/sida en etapa crítica desarrollan tuberculosis, advirtió la coordinadora del Programa Nacional para el Control de la Tuberculosis del Ministerio de Salud (MINSA), Cecilia de Arango, por lo que instó en el marco del día mundial de la tuberculosis que se celebra cada 24 de marzo, a quienes padecen esta enfermedad concluir el tratamiento.

Indicó que en Panamá se reportan mil 500 casos nuevos de tuberculosis al año, con mayor prevalencia en la población entre los 20 y 45 años y 180 defunciones.

Todo esto pese a que el MINSA invierte unos 100 mil dólares en compra de medicamentos para el tratamiento de esta enfermedad y otros 10 mil en cada paciente que abandona el tratamiento.

Arango advirtió que cada persona que abandona este tratamiento, que dura unos seis meses, pueden llegar a contagiar a más de 15 personas. Abandonar el tratamiento contra la TB crea en el individuo una condición multidrogo (resistencia a los fármacos) y genera enormes erogaciones al Estado, porque el tratamiento tendría que prolongarse por ocho meses, precisó la galena.

Los síntomas más frecuentes de la tuberculosis son: tos con flema, fiebre, sudoración nocturna, mareos momentáneos, escalofríos y pérdida de peso, entre otros.

La TB se puede padecer a cualquiera edad y es una enfermedad pulmonar contagiosa que se trasmite por el aire, cuando las personas que la padecen tosen, estornudan, hablan o escupen.

El MINSA mantiene una cobertura de un 100% en la aplicación del Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado (TAES) y se realiza gratuitamente en los centros de salud.

“Hemos avanzando en cuanto al control de la TB , pese a que en algunos casos se han reportado casos de abandono al tratamiento, por lo que el programa de VIH/sida y el de tuberculosis del MINSA unen esfuerzos para ubicar a estos pacientes y crear conciencia sobre la importancia de culminar el programa TAES”, aseguró Arango.

La especialista señaló que la tuberculosis tiene profundas raíces en las condiciones de pobreza, marginalidad y exclusión en los grupos de población de difícil condiciones de vida y de trabajo.

El MINSA y las organizaciones internacionales de salud mantienen una estrategia para el control de la tuberculosis denominada STOP TB, que incluye como uno de sus elementos claves la contribución al fortalecimiento de los sistemas sanitarios.