Temas Especiales

27 de Sep de 2020

Salud

Medicamentos defectuosos aprobados por OMS se venden en países pobres

Una proporción notable de los tratamientos y antibióticos vendidos sobre todo en África y aprobados por la Organización Mundial de la Sa...

Una proporción notable de los tratamientos y antibióticos vendidos sobre todo en África y aprobados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) no contienen la dosis adecuada y presentan serios problemas de calidad, afirmaron dos estudios publicados este martes.

Dos estudios publicados en la revista Research and Reports in Tropical Medicine sugieren que problemas en el proceso de fabricación, más que falsificaciones, podrían encontrarse en las causas de esta bajada de estándares en los medicamentos destinados a países de ingresos bajos y medios alrededor del mundo.

Hasta un 8% de los medicamentos contra malaria aprobada por la OMS no contienen la dosis adecuada o potencian la resistencia a la enfermedad.

Los medicamentos de pobre fabricación y las falsificaciones son uno de los grandes problemas en el mundo, particularmente en un momento en que emergen signos de una creciente resistencia a la artemisina, el principal tratamiento contra la malaria, una enfermedad que según la OMS mató a 655.000 personas en 2010.

Un estudio realizó pruebas a 104 medicamentos en base a artemisina de farmacias de Ghana y Nigeria que fueron ofrecidos por la iniciativa para Medicamentos Accesibles contra la Malaria del Fondo de Lucha Global contra el SIDA, diseñado para mejorar el acceso a los tratamientos.

De entre ellas, se encontró que ocho tenían dosis significativamente bajas de artemisina o menos del 75% del principal componente del fármaco, según los autores del estudio.

Otro estudio por separado de 2.652 fármacos esenciales, que incluían medicinas para la malaria, la tuberculosis y las infecciones bacterianas encontró que el nivel de fallo entre los productos aprobados por la OMS era de un 6,8%.

Las muestras procedían de 11 lugares de África, tres en India, así como Sao Paulo, Moscú, Bangkok, Estambul y Pekín.

La tasa más alta de defectos, 17,65%, se encontraban entre los productos chinos aprobados por la OMS, afirmó el estudio.

Los investigadores afirman que la OMS ha lanzado una investigación.