Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Salud

Hepatitis, un problema de salud pública nacional

Cada 28 de julio, la OMS conmemora el Día Mundial contra la Hepatitis, lo cual puede servir de punto de partida para iniciativas en los países

¿Sabías que a nivel mundial, alrededor de 1,4 millones de personas mueren cada año a partir de la hepatitis?.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que sólo el 5% de las personas con hepatitis crónica saben que tiene la infección y menos del 1% de los afectados tiene acceso al tratamiento.

Pero, ¿Qué es la Hepatitis?

La hepatitis es una lesión inflamatoria del hígado producida por varios agentes etiológicos. Es una enfermedad infecciosa y contagiosa.

Existen varios tipos de hepatitis identificados, por ende la OMS ha reconocido el importante problema de salud pública que representan. En el 2010, en la 63a Asamblea Mundial de la

prevención

“La precaución más importante es la vacunación universal, la cual puede prevenir la infección en el 95% de los casos, según datos de la Organización Panamericana de la Salud”

Salud, se designó el 28 de julio como el Día Mundial contra la Hepatitis. Desde entonces, las distintas organizaciones se han movilizado para unir esfuerzos y establecer estrategias para combatir la enfermedad tanto a nivel global como regional.

De acuerdo con la Dra. Raquel Gutiérrez de Mock, quien es jefa del Programa Nacional de Salud de Adultos en el Ministerio de Salud (MINSA), es un virus como cualquier otro, en este caso hepatotropo, es decir que tiene una alta afinidad por las células del hígado.

“Hay varios tipos de hepatitis identificados, es una gama de virus que produce esta enfermedad infecciosa y contagiosa que son las hepatitis virales”.

Tipos de Hepatitis

Las hepatitis virales representan una elevada carga de enfermedad y mortalidad a nivel mundial; sin embargo, son prevenibles y tratables.

Hay cinco tipos de virus hepatotrópicos capaces de producir hepatitis, y se les clasifica como A, B, C, D, E.

  • Hepatitis A: Se transmite principalmente por ingerir alimentos o agua sucia contacto oral- fecal de personas infectadas. También se puede transmitir en mariscos que han estado en ríos o mares contaminados.

  • Hepatitis B y C: Ambas se transmiten por vía sanguínea, como transfusiones de sangre contaminada y también con el uso de jeringuillas infectadas; además por vía sexual y puede ser pasado de madre a hijo durante el embarazo.
  • Hepatitis D: Por contacto sanguíneo. Necesita de la existencia de una infección de hepatitis B para sobrevivir en el cuerpo humano.
  • Hepatitis E: Se transmite principalmente mediante la ingesta de alimentos contaminados por el virus.
  • Síntomas

    Algunas veces no hay manifestaciones clínicas visibles, sin embargo el médico puede realizar pruebas para su diagnóstico.

    Los síntomas más comunes son: Fatiga, inapetencia, fiebre prolongada, dolor o distensión en la zona abdominal, pérdida de peso, náuseas y vómitos, orina turbia y deposiciones de color arcilla o pálidas, coloración amarillenta de la piel y ojos (ictericia).

    Virus

    “Las infecciones por hepatitis virales se han extendido y afectan a 400 millones de personas en todo el mundo, más de 10 veces el número de personas infectadas con el VIH”

    Políticas en Panamá

    En Panamá existen políticas públicas de prevención para la hepatitis A y B, y una de ellas es la vacunación.

    La especialista explicó que las medidas de higiene son primordiales para evitar que se propague la enfermedad, es por esto que se les exige a los manipuladores de alimentos, trabajadores de la Autoridad de Aseo, personal médico en riesgo, la vacuna del tipo A.

    En nuestro país, la vía más común de transmisión es por contacto sexual y antes cuando no existían los tamizajes en los bancos de sangre era muy fácil adquirir la enfermedad por sangre, no obstante eso ha cambiado, resaltó.

    Para el año 2014, se registraron unos 215 casos de hepatitis B y 184 de tipo C.

    Es importante mantener los hábitos de higiene adecuados, evitar condiciones de hacinamiento e insalubridad, además de vacunarse contra el virus, especialmente si se está en contacto con alguien enfermo.

    Se recomienda también mantener relaciones sexuales con protección y evitar compartir agujas y jeringas, solo utilizar material esterilizado.