La Estrella de Panamá
Panamá,25º

11 de Nov de 2019

Salud

Personas con síndrome metabólico podrían necesitar más vitamina E

El estudio fue una prueba clínica cruzada y doble ciego centrada en los niveles de vitamina E en las personas con síndrome metabólico

Personas con síndrome metabólico podrían necesitar más vitamina E

Un nuevo estudio indica que las personas con síndrome metabólico necesitan significativamente más vitamina E, un importante antioxidante para la protección celular.

Definido por el diagnóstico de tres o más afecciones, incluyendo obesidad abdominal, lípidos elevados, presión arterial elevada, estado proinflamatorio, estado protrombótico y resistencia a la insulina o tolerancia a la glucosa afectada, el síndrome metabólico afecta a millones de personas en Estados Unidos.

Sobre el estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, Maret Traber, profesora del Colegio de Salud Pública y Ciencias Humanas de la Universidad de Oregon y Ava Helen Pauling del Instituto Linus Pauling señalaron que "la investigación demuestra que la gente con síndrome metabólico necesita entre 30 y 50 por ciento más vitamina E que las personas en general saludables".

El estudio fue una prueba clínica cruzada y doble ciego centrada en los niveles de vitamina E en las personas con síndrome metabólico, el cual se relaciona con frecuencia con obesidad.

Más del 30 por ciento de los estadounidenses son obesos y más de 25 por ciento de los adultos del país cumplen los criterios del síndrome metabólico, lo que los ubica en situación de riesgo significativamente mayor de enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2, los cuales son la causa primaria de muerte en el mundo desarrollado.

Los estudios nutricionales estiman que el 92 por ciento de los hombres y el 96 por ciento de las mujeres en Estados Unidos no tienen un nivel adecuado de vitamina E en su dieta.

Este micronutriente se encuentra en niveles altos en las almendras, el germen de trigo y diversas semillas y aceites y en niveles mucho más reducidos en algunos vegetales y hojas verdes como espinaca y kale.

Además de proteger las células, la vitamina E afecta la expresión genética y la función inmune y ayuda a sanar heridas y los daños de la aterosclerosis, impide que la grasa se vuelva rancia y es importante para la visión y la función neurológica.

"En trabajos previos demostramos que las personas con síndrome metabólico tienen una menor biodisponibilidad de vitamina E", dijo Traber. "Nuestro trabajo actual utiliza un enfoque nuevo para medir cuánta vitamina E necesita el cuerpo".

En pruebas avanzadas de laboratorio se demostró que las personas con síndrome metabólico retuvieron entre 30 y 50 por ciento más vitamina E que las personas saludables, lo que demuestra que la necesitan.

Pero con el síndrome metabólico, probablemente derivado de niveles más altos de estrés oxidativo e inflamatorio, incluso mientras los tejidos de estas personas absorbían y retenían la vitamina E, sus niveles en sangre con mediciones convencionales parecían casi iguales que las de una persona normal y saludable.

"Descubrimos que la vitamina E con frecuencia se vio normal en la sangre porque este micronutriente es atraído al colesterol y la grasa elevados", dijo Traber. "Así que la vitamina E puede permanecer en niveles más altos en el sistema circulatorio y dar la impresión de niveles adecuados aunque los tejidos sean deficientes".

"Esto básicamente significa que los exámenes de sangre convencionales de vitamina E como se realizan en la actualidad son inútiles". dijo.