La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Salud

El cáncer de hígado del Nobel chino Liu Xiaobo es inoperable, según su mujer

Liu Xia, esposa del disidente, aseguró que los médicos ya no pueden operar ni tratarlo con quimioterapia o radioterapia

Liu Xiaobo.

El cáncer de hígado que padece el disidente y premio Nobel de la Paz chino Liu Xiaobo es inoperable, precisó su mujer, Liu Xia, en un vídeo difundido en internet tras conocerse que su marido había sido excarcelado por razones médicas.

Sin poder contener las lágrimas, Liu Xia asegura en un vídeo de pocos segundos que comenzó a circular en Twitter la noche del lunes que los médicos ya "no pueden operar" el cáncer de su marido, ni tratarle con quimioterapia o radioterapia, sin dar más detalles.

Un amigo de la familia, Ye Du, confirmó la autenticidad del vídeo en declaraciones publicadas hoy por el diario South China Morning Post, al precisar que fue grabado en los últimos dos días.

El disidente, uno de los intelectuales más destacados de China, fue excarcelado tras pasar casi nueve años en prisión y se le trasladó a un hospital de Shenyang, en la provincia norteña de Liaoning, tras serle diagnosticado un cáncer de hígado terminal en mayo, confirmó el lunes a Efe su abogado, Mo Shaoping.

En un breve comunicado, el Buró de Prisiones de Liaoning explicó posteriormente que un equipo de "ocho renombrados expertos" en cáncer está tratando a Liu después de ser diagnosticado con la enfermedad "recientemente".

La esposa de Xiaobo, en arresto domiciliario a pesar de no haber sido acusada de delito alguno desde 2010, cuando le concedieron el Nobel a su marido, se encuentra en Shenyang y posiblemente esté en el hospital junto a su marido, comentó hoy a Efe otro de los letrados del disidente, Shang Baojun.

La Fundación Dui Hua, dedicada a la defensa de los presos en China, advierte en un comunicado que Liu Xiaobo no es libre y explica que, según la ley del país, el individuo al que se le ha garantizado la libertad condicional por razones médicas sigue bajo el control de las autoridades y el periodo de hospitalización se le restará de su condena.

"Es probable que Liu Xiaobo esté siendo vigilado por guardias armados", según la Fundación.