Temas Especiales

26 de Ene de 2023

Salud

Lecanemab, ¿a qué costo se puede retrasar el alzhéimer?

El nuevo medicamento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos puede ralentizar la enfermedad en un 27% en su fase inicial, sin embargo, las consecuencias para algunos pacientes no han sido las mejores

Lecanemab, ¿a qué costo se puede retrasar el alzhéimer?
Lecanemab, el nuevo medicamento aprobado por la FDA para combatir el alzhéimer.Eisai

Por primera vez se aprueba un medicamento para combatir la biología fundamental del alzhéimer. Lecanemab es el nombre del tratamiento que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado, porque es capaz de retrasar el declive cognitivo y funcional en las primeras etapas de la enfermedad al remover el amiloide que se crea en el cerebro a partir de este padecimiento y otros tipos de demencia.

La decisión de la FDA no solamente es sinónimo de una nueva luz y esperanza para adultos mayores que acaban de tener diagnóstico de alzhéimer, también es un avance hacia una posible cura para la enfermedad.

Los resultados de la investigación dirigida por Eisai, una compañía farmacéutica japonesa, y su socio norteamericano Biogen demostraron que el medicamento puede ser fundamental para el tiempo de avance de este padecimiento.

El estudio fue publicado a inicios de enero de este año en la revista The New England Journal of Medicine y para este se utilizaron 1.795 pacientes de alzhéimer con edades entre los 50 y 90 años, divididos en dos grupos: uno utilizaría lecanemab, mientras que el otro tomaría placebos; ambos estarían bajo los fármacos asignados durante 18 meses.

Lecanemab, ¿a qué costo se puede retrasar el alzhéimer?
Este medicamento ayuda a ralentizar el progreso de la enfermedad en un 27% en etapas iniciales.Shutterstock

Los frutos del año y tres meses del estudio comprobaron que aquellos pacientes que tomaron lecanemab aún presentaban una disminución en sus funciones cognitivas, pero más lento a lo común en pacientes con alzhéimer.

El avance de la enfermedad se puede ralentizar hasta un 27%, de acuerdo con lo concluido por Eisai y Biogen en la investigación.

A raíz de lo probado, la FDA decidió aprobar el fármaco, decisión que ha sido aplaudida por algunos expertos que recomiendan que se utilice este método terapéutico desde las etapas tempranas de la enfermedad, cuando los pacientes todavía no presentan daños por la demencia.

Efectos colaterales

Lecanemab, ¿a qué costo se puede retrasar el alzhéimer?
Eisai y Biogen vienen desarrollando la prueba del medicamento desde 2021, en la cual participó un grupo de 1.795 personas.Shutterstock

A pesar de los buenos resultados obtenidos durante la investigación, el factor de riesgo y efectos colaterales del medicamento son lo que preocupa a más de un especialista de la comunidad científica, quienes siguen opuestos al uso del fármaco en pacientes de alzhéimer.

Lecanemab es capaz de causar inflamación cerebral o hemorragias en pequeñas regiones del cerebro; de hecho, 13% de las personas a las que se les facilitó el medicamento en la prueba mostraron síntomas de hinchazón, mientras un 17% tuvo hemorragias cerebrales.

Además, un reporte también publicado en The New England Journal of Medicine, con un día de diferencia de la prueba clínica de Eisai, explica la muerte de uno de los participantes del proceso.

Se trata de un paciente de 65 años en etapa temprana de alzhéimer, que fue atendido en el hospital de Chicago al presentar síntomas de un derrame cerebral. Al llegar se le trató con fármaco trombolítico activador del plasminógeno tisular (APT) de manera intravenosa.

Se sospecha que la combinación entre APT y lecanemab causó la muerte del paciente, de acuerdo con lo planteado por los investigadores dentro del reporte.

Además, otras dos personas a las que se les suministraba este fármaco también murieron antes de que terminara el proceso de 18 meses de prueba y se sospecha que es por causas relacionadas con la ingesta de lecanemab y complicaciones médicas.

Otro de los medicamentos aprobados por la FDA recientemente para tratar el alzhéimer y la demencia, aducanumab, también presenta efectos colaterales parecidos a los de lecanemab. Dolor de cabeza, confusión, delirio, estado mental alterado, desorientación, mareo, náuseas y anormalidades en la visión son los efectos adversos de este fármaco, según la Biblioteca Nacional de Medicina (NBCI, por sus siglas en inglés).

Hasta el momento la FDA no ha dado declaraciones a ningún medio estadounidense o internacional acerca de lo planteado en el reporte o sobre el posible riesgo que corren los pacientes que ahora tendrán acceso a estas medicinas.

Futuras investigaciones

En el estudio de lecanemab realizado por Eisai, el investigador principal Christopher Van Dyck destacó la necesidad de realizar ensayos más largos para poder determinar si el medicamento es realmente tan seguro como es eficaz.

Por otro lado, también se habla de la posibilidad de probar si lecanemab puede evitar que se creen placas de amiloide en el cerebro, debido que ahora se conoce que el alzhéimer empieza a actuar incluso antes de que las personas diagnosticadas muestren síntomas de pérdida de memoria o decadencia cognitiva.

Otras compañías, como Eli Lilly, también están desarrollando medicamentos experimentales para pacientes de alzhéimer en fases tempranas del padecimiento. El anticuerpo de antiamiloide, donanemab, sigue en fase de desarrollo para conocer si puede ayudar a pacientes de alzhéimer en fase sintomática temprana.