Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Tecnología

Casco plegable, moda ciclista

La innovadora y minimalista pieza, creada por una empresa de Valencia (este de España) quiere colarse entre los ciclistas urbanos

La intención de esta firma es redefinir el casco para ciclista adaptándolo, de manera inteligente, a la ciudad y centrando la atención en superar los dos importantes inconvenientes de los cascos convencionales, como son un excesivo volumen que dificulta su transporte cuando no estás pedaleando, y una estética alejada del estilo personal de quienes eligen la bicicleta como alternativa de transporte, sin por ello querer comprometer su imagen.

CABE EN UN BOLSO

En definitiva, lo que se intenta es un ofrecer un casco bonito, elegante y práctico que encaje con una forma sostenible de entender la vida en la ciudad.

Este casco, que pretende ser un complemento a la imagen del ciclista, está compuesto por tres anillos móviles que le permiten plegarse en un solo movimiento y quedar plano, ocupando menos de la mitad del volumen inicial, siendo, tal y como afirman sus creadores, "el único casco certificado del mercado que cabe en un maletín, bolso o mochila.

Para estos emprendedores españoles, circular con casco para ir al trabajo por la ciudad y no parecer un ‘refugiado del Tour de Francia' se convirtió en la oportunidad de ‘crear un nuevo producto que pudiera transformar este elemento de seguridad en un accesorio de moda'.

Países como EE.UU. y Canadá han valorado especialmente el diseño, la innovación y la estética diferente de este nuevo producto y concentran el 40% de su venta, pero también se ha introducido en Japón, Alemania y Reino Unido, además de en España.

El nuevo casco ha sido el resultado de casi dos años de trabajo e inversión y ha dado lugar a un producto "altamente competitivo" tanto en funcionalidad como en estética y estilo.

‘Queríamos hacer del casco un accesorio de moda y promover su uso, no desde la obligatoriedad, sino logrando que el ciclista lo integrara en su forma de vestir', explica a Efe el cofundador de la empresa, Carlos Ferrando.

La necesidad de potenciar el diseño les llevó a asociarse con una consultora creativa para elaborar un producto bajo directrices, preferencias y opiniones que los propios ciclistas urbanos han aportado y cuyo resultado es un casco, ‘simple, minimalista y con personalidad', según afirma Ferrando.

PREMIADO

Precisamente, lo que le da esa personalidad, según el experto, son ‘dos líneas horizontales y un mecanismo complejo, pero escondido para el usuario, que permite plegarlo y dejarlo plano, como un libro, en un solo movimiento y en menos de un segundo'.

El resultado es que que reduce su tamaño en más de un 50% de su volumen y se puede guardar en cualquier bolso o mochila.

Este nuevo producto ha recibido el Red Dot Design Award 2015, considerado uno de los premios de diseño internacional más prestigiosos, lo que para sus creadores ha supuesto ‘un sello de garantía de que es un producto real y un certificado de confianza para el cliente'.

Ferrando apunta que sus miras están puestas en quienes usan la bicicleta como medio de transporte y especialmente para ir a trabajar porque ‘hay mucho potencial' -ya hay empresas y países como Francia que potencian su uso con el pago de los kilómetros a sus trabajadores- y una ‘oportunidad de conseguir un impacto social importante', según indica Ferrando.

==========

Carlos Ferrando

‘ Queríamos hacer del casco un accesorio de moda y promover su uso, no desde la obligatoriedad'