Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Tecnología

Las esquinas recónditas del Internet

La sentencia a cadena perpetua al fundador de la Ruta de la Seda causó mucha especulación sobre la dark web

Las esquinas recónditas del Internet
La dark web es frecuentemente asociada con cibercriminales y temas ilícitos.

La Dark Web o Deep Web es una red de mitos. La cuna de la maldad en línea, un paraíso para los narcotraficantes, terroristas y pedófilos que navegan bajo la superficie, anónimos, en una tierra sin ley ni moral.

En el año 2000, el grupo BrightPlanet, autodenominado el pionero en inteligencia sobre la deep web, publicó un artículo que estimaba su tamaño entre 400 a 550 veces más grande que el de la web tradicional, esa que navegamos fácilmente con Google.

En este estudio también se calculó que la cantidad de páginas individuales contenida en esta red oscura llegaba a los 550 billones, en comparación con el apenas un billón en la web pública.

Cabe resaltar que, a principios del siglo XXI cuando se condujo este estudio, el Internet que conocemos apenas comenzaba a surgir. Sin embargo, a través de redes privadas, ya existía desde décadas antes.

‘Lo que tú conoces como Internet existe desde que se inventaron los navegadores web, lo cual hizo que se popularizara', explica Alex Neuman consultor de tecnología con más de 25 años de experiencia en el sector privado. ‘Antes —en los años ochenta — se podía acceder a servidores en el Internet a través de una pantalla de texto... todo era con menús, pero había correo electrónico, entre otras cosas'.

¿QUÉ ES LA DARK WEB?

Muchas personas escuchan este término y se quedan con la mirada en blanco. Otros lo han oído mencionar pero lo asocian con pornografía infantil, sicarios, drogas, hackers y demás temas ‘inmorales' o ilegales.

En términos básicos, es un Internet paralelo que no se puede accesar a través de navegadores tradicionales, como Google, Yahoo! o AOL.

En esta parte oculta de la web ‘se pueden encontrar desde sitios con anuncios de sicarios hasta venta ilegal de drogas, venta y tráfico de personas y armas, pedofilia', señala Ignacio Pérez, experto en seguridad informática de ESET Latinoamérica. ‘También existe otro tipo de contenido como libros, manuales y tutoriales que tal vez no podemos encontrar en Internet común'.

Hay muchas maneras de llegar a estos sitios, cada una con diferentes protocolos, pero una de las más comunes es el navegador Tor, o The Onion Router, que se puede descargar fácilmente de Internet.

Este brinda anonimato al usuario, porque al hacerse una consulta en línea, el navegador salta de un servidor a otro alrededor del mundo, antes de acceder a su destino final, lo que hace difícil saber quién está buscando la información.

Los sitios de la dark web suelen estar conformados por una serie de números y letras, y terminan en ‘.onion' en lugar de ‘.com'.

‘Una persona que accede a un sitio en este lado de la red es porque sabe muy bien lo que está buscando y a dónde está accediendo', indica Pérez.

Una vez descargado el Tor, la manera más sencilla de encontrar algunos de estos sitios ocultos es a través de las discusiones en Reddit, como r/onions y r/deepweb.

MITOS Y REALIDADES

Que Google solo nos muestra la punta del iceberg de la web, mientras que la red oscura cuenta con billones de sitios, es uno de los mitos más comúnes.

‘La inmensa mayoría de los sitios web no son de la dark web, pues estos normalmente se crean con un propósito comercial', señala Neuman. ‘¿Cuánta gente crees que hay en la Tierra que sean pedófilos o traficantes de armas... Yo no creo que haya más de 8 millones de traficantes de armas en el planeta, no hay mercado. Que son miles, sí, pero billones no'.

No todo lo que encontramos es perverso ni lo perverso está limitado a la dark web. Si quisiéramos buscar pornografía infantil, drogas o hackers , existen muchísimas opciones en la web tradicional. Al mismo tiempo, la dark web es utilizada con fines de anonimato, sin necesariamente hacer algo ilegal. Por ejemplo, por periodistas o activistas que trabajan en países donde la libertad de expresión es limitada.

No todo es verdad. En una de mis exploraciones con Tor me topé con el sitio de un hacker que prometía arruinarle la vida a quien yo quisiera, por la módica suma de $400. ‘¿Qué tan fácil te fue llegar a ver ese mensaje y qué tan fácil te hubiera sido escribir un mensaje igual que fuera mentira?', me pregunta Neuman. ‘Así como te fue fácil llegar a él y leerlo, así de fácil pudo ser escribir uno similar. Le sacas plata a alguien y después no te pueden encontrar'.

Pero tampoco es impenetrable por la ley. Que Tor ofrezca cierto grado de anonimato no significa que sea irrealizable desenmascarar al autor.

‘Es mucho más difícil de rastrear pero no es imposible. Todo depende de cuál sea la motivación de la investigación', advierte Pérez. ‘Si un atacante a través de la red Tor quiso comprometer las contraseñas de un usuario, probablemente le dirán que vaya a su casa y cambie la contraseña... En caso de que se pusiera en juego la vida de una figura muy reconocida y haya dinero de por medio, seguramente se van a mover los organismos necesarios para dar con el creador'.

Neuman concuerda con esto, ‘Si es una cosa fuerte que tiene que ver con seguridad estatal, la relación costo-beneficio de hacer la investigación va a ser muy baja', explica. ‘Como cualquier otro tema que tiene que ver con seguridad, el punto está en esta relación'.

Según Neuman, si se necesitara un resumen final de lo que es la dark web, es que hay mucho en la Internet que no está disponible en Google y el 100% de lo que hay no es malo.

‘Al igual que con la web tradicional o cualquier desarrollo tecnológico de la humanidad, siempre va a haber cosas positivas y siempre va a haber alguien con intenciones negativas a la hora de usarlo', señala. ‘Entonces está en nosotros mantener las libertades individuales y al mismo tiempo velar por los derechos colectivos'.

==========

EL CASO MÁS FAMOSO

La Ruta de la Seda

Ross Ulbricht era un chico normal. Había crecido en Austin, Texas, formado parte de los boy scouts y atendido una de las secundarias más prestigiosas de la ciudad.

Durante sus estudios de maestría Ulbricht se empezó a interesar por las teorías libertarias, una filosofía política que defiende las libertades individuales.

De regreso en Austin, Ulbricht trabajó un tiempo en una compañía de venta de libros, antes de descubrir el Bitcoin y comenzar a trabajar en el Silk Road (Ruta de la Seda), una plataforma para la venta de drogas en línea, que lanzó en febrero de 2011 a través de la dark web. Esta se convirtió rápidamente en la más conocida manera de comprar y vender sustancias ilícitas, generando cientos de millones de dólares en ventas.

En Octubre de 2013, Ulbricht fue arrestado en San Francisco, California por el FBI.

En una carta al a juez encargada de su juicio, Katherine B. Forrest antes de su sentencia, Ulbricht expresó que sus acciones con el Silk Road fueron motivadas por los ideales libertarios, y el propósito de la plataforma era ‘darle a las personas la libertad de hacer sus propias decisiones'.

En Mayo de 2015 recibió cinco sentencias, entre ellas dos de cadena perpetua.