Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Tecnología

Brasil y China lanzarán en diciembre su sexto satélite conjunto

Se trata del CBERS-4A, que fue montado en Brasil y que desde mayo es sometido a pruebas en el Laboratorio de la Academia China de Tecnología Espacial

Satélite
El satélite será colocado en órbita por un cohete chino cuyo despegue está previsto para las 00.21 hora brasileña (03.21 GMT) del 17 de diciembre.Pixabay

Brasil y China lanzarán en la madrugada del 17 de diciembre próximo el sexto de los satélites de vigilancia remota que han desarrollado, fabricado y colocado en órbita de forma conjunta, según han informado este viernes fuentes oficiales.

Se trata del CBERS-4A, que fue montado en Brasil y que desde mayo es sometido a pruebas en el Laboratorio de la Academia China de Tecnología Espacial (CAST), informa el estatal Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil.

El satélite será colocado en órbita por un cohete chino cuyo despegue está previsto para las 00.21 hora brasileña (03.21 GMT) del 17 de diciembre desde la Base de Lanzamientos de Taiyuan, a unos 500 kilómetros al norte de Pekín, de acuerdo con el INPE, el órgano corresponsable en Brasil por la fabricación y operación de los aparatos.

El transporte del satélite en tren hasta la base de lanzamientos está previsto para el 5 de noviembre próximo.

De acuerdo con el Instituto, el satélite fue montado, integrado y sometido a diferentes pruebas en sus laboratorios durante los 18 meses en que estuvo en Brasil.

El llamado Programa Chino-Brasileño de Satélite de Vigilancia Remota (Cbers) es un proyecto conjunto iniciado hace más de dos décadas y que permitió a ambos países dominar la tecnología de vigilancia remota con cámaras y sensores para la observación de la Tierra.

El programa, que ofrece gratuitamente imágenes de satélite a diferentes países de Latinoamérica y África, es considerado el mayor programa de cooperación espacial entre países en desarrollo.

Mediante el Cbers, Brasil y China han desarrollado y lanzado hasta ahora con éxito cuatro satélites (Cbers-1, Cbers-2, Cbers-2B y Cbers-4), a los que pretendían sumar el Cbers-3, que cayó a tierra a finales de 2013 poco después de haber sido lanzado y sin haber alcanzado la órbita prevista.

El último lanzado fue el Cbers-4, colocado en órbita en diciembre de 2014 y que se ha convertido en una importante herramienta de vigilancia remota para ambos países ya que cuenta con cuatro poderosas cámaras para tomar imágenes desde el espacio.

El nuevo aparato está diseñado para fotografiar, rastrear y registrar actividades agrícolas, deforestación de los bosques, cambios en la vegetación, recursos hídricos y expansión urbana con una resolución muy superior a la de los anteriores satélites.

El Cbers-4A llevará a bordo dos cámaras brasileñas (MUX y WFI) y una china (WPM).

La MUX es capaz de generar imágenes de hasta 16 metros de resolución de un mismo lugar a cada 31 días mientras que la WFI, con resolución de 55 metros, captura imágenes del mismo lugar a cada 5 días.

De acuerdo con el INPE, las tecnologías del satélite chino-brasileño son similares a las de los programas de vigilancia remota más utilizados en el mundo, como el Landsat (Estados Unidos), el Resourcesat (Índia) y el Copernicus (Unión Europea).

Brasil utiliza las imágenes de sus satélites para sus programas de fiscalización de la deforestación en la Amazonía y de detección de incendios forestales, entre otros.

De acuerdo con el INPE, cerca de 2.8 millones de imágenes de los satélites Cbers fueron ofrecidas gratuitamente en los últimos quince años tanto a entidades públicas como privadas de Brasil y de otros países.