Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Tecnología

Fucino, la pequeña meseta italiana desde la que Leonardo controla el mundo

Las labores que realiza son el control de órbita de satélites, gestión de misiones espaciales, servicios de telecomunicaciones, televisión y multimedia

El responsable del centro espacial de Fucino, Gianni Ricco explica las labores y la tecnología del centro.Laura Serrano-Conde | EFE

El control por satélite de las plataformas petrolíferas de Brasil o la emisión en televisiones internacionales de un partido de fútbol en Argentina son algunos de los servicios que ofrece el centro de control de satélites italiano de Fucino, el mayor del mundo para uso civil.

Es el Centro Espacial "Piero Fanti" de la sociedad Telespazio -empresa a su vez controlada al 67 % por la compañía especializada en defensa y en el ámbito aeroespacial italiana Leonardo y al 33 % por la francesa Thales- y se encuentra en Fucino, en la provincia de L'Aquila (centro), a 100 kilómetros de Roma.

Un espacio de 37 hectáreas en el que trabajan 250 ingenieros, técnicos y científicos 24 horas al día todo el año para controlar las 170 antenas operativas que reciben a su vez la señal de los satélites que se encuentran en el espacio.

Las labores que realiza son el control de órbita de satélites, gestión de misiones espaciales, servicios de telecomunicaciones, televisión y multimedia, y los ofrece tanto a Gobiernos como a empresas y entes civiles de todo el mundo.

SERVICIOS SATELITALES PARA GOBIERNOS Y EMPRESAS DE LATINOAMÉRICA

Leonardo está presente en Brasil desde hace 30 años y tiene también sedes en Argentina, Chile, México y Perú, pero su intención es ampliar progresivamente los lazos con todos los países de Latinoamérica, con lo que se ha planteado ahora ofrecerles, entre otras cosas, sus servicios satelitales.

Por eso, acaba de organizar una visita para las delegaciones de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Haiti, México, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Uruguay, y en la que ha podido estar EFE.

Gracias a los satélites en órbita y gestionados por Fucino es posible, por ejemplo, avisar de posibles incendios en la Amazonía, controlar que las empresas petrolíferas no contaminen el mar, comprobar en un breve periodo de tiempo si una mancha de fuel se dirige a las costas de algún país.

También obtener imágenes de una vasta área afectada por terremotos u otras catástrofes para elaborar datos e información valiosa que sirva después a las autoridades locales para tomar decisiones, determinar cuáles son las características de un terreno para aconsejar qué cosecha es más adecuada plantar o garantizar la transmisión directa de señales de radio y televisión en plataformas digitales nacionales e internacionales.

MÁS DE CINCUENTA AÑOS DE HISTORIA

El centro comenzó a funcionar en 1962 solo con tres furgones y una antena, y actualmente ocupa 37 hectáreas, tiene 14 salas operativas y es reconocido como la planta más importante de control de satélites para uso civil en el mundo.

Tanto es así que es uno de los dos espacios -el otro está en Alemania- responsable de la gestión de Galileo, el sistema europeo de radionavegación y posicionamiento por satélite desarrollado por la Unión Europea (UE) conjuntamente con la Agencia Espacial Europea.

En Fucino se vigila la calidad de las señales de las estaciones terrestres de Galileo, mientras que Alemania controla los satélites en sus órbitas.

La estructura de Telespazio acoge también un centro de control y planificación que supervisa la misión de la constelación de cuatro satélites Cosmo-SkyMed, que observa la Tierra con sus radares para fines civiles y de Defensa.

Y también se realizan labores satelitales en sus llamadas fases de lanzamiento y órbita temprana (Launch and Early Orbit Phase, LEOP, por sus siglas en inglés), las más críticas, justo después de que se separen de sus vehículos de lanzamiento.

El centro se encuentra en una meseta, que hasta el siglo XIX era un lago, y en la zona de los Abruzzo, rodeada de montañas que lo protegen de interferencias electromagnéticas.

Cuenta además con dos autogeneradores capaces de generar electricidad de forma independiente para que siga funcionando en caso de un apagón nacional.

LEONARDO QUIERE ATRAER LA ATENCIÓN DE LATINOAMÉRICA

Leonardo quiere ahora que Latinoamérica conozca estos servicios. A principios de año, firmó un acuerdo -a través de su filial Telespazio Brasil- con la empresa Petrobras para el control por satélite de las plataformas petroleras de la compañía en la cuenca de Campos, al norte de Río de Janeiro, con el objetivo de detectar posibles derrames de petróleo relacionado con la exploración y producción de hidrocarburos.

También en Brasil, Leonardo ayuda en el control de ciertas áreas de Río de Janeiro donde se encuentran favelas para prevenir deslizamientos de tierra y colapsos por las fuertes lluvias, y desde Fucino se puso en órbita el satélite brasileño de telecomunicaciones SGDC (Satélite Geoestacionário de Defesa y Comunicações Estratégicas).

En Argentina, firmó en febrero un acuerdo con Multiradio para la gestión inteligente de los autobuses del país.