21 de Feb de 2020

Deportes

¿Quién dirige nuestro deporte?

N o tengo ninguna duda de que el gobierno de turno, en especial el presidente Ricardo Martinelli, tienen los mejores deseos de promover ...

N o tengo ninguna duda de que el gobierno de turno, en especial el presidente Ricardo Martinelli, tienen los mejores deseos de promover el deporte, al igual que su antecesor, Martín Torrijos. No obstante, Martinelli está incurriendo en el mismo error que Torrijos, de no entender o tener una idea clara de que el deporte competitivo que es parte del Movimiento Olímpico, que es dirigido por el COI, reafirma que la política no debe inmiscuirse en el deporte o ser dirigido y controlado por los gobiernos. El COI insiste que ambos deben trabajar juntos y con respeto recíproco.

Para no dejar ninguna duda, el Punto N° 4 de los Principios fundamentales del Olimpismo, plasmados en la Carta Olímpica, que es el instrumento jurídico que gobierna el Movimiento Olímpico señala que: ‘La organización, administración y gestión del deporte deben ser controladas por organizaciones deportivas independientes’. Se está ignorando, o no dando la importancia, de que en su 119 Sesión del COI celebrada en Guatemala, el 1º de julio 2007, el Comité Ejecutivo del COI, se vio obligado, después de analizar las pruebas, a suspender al Comité Olímpico de Panamá, (COP), por la violación del Artículo 28.9 de la Carta Olímpica. (Intervención gubernamental). En el gobierno de Martín Torrijos esa intervención era más disimulada, y no con las evidencias directas que se dan en el gobierno de turno. El gobierno actual ignora que la Carta Olímpica y los Estatutos de todas los organismos regionales indican bien claro que son los CONs los que debe nombrar el Comité Organizador de los Juegos.

En Panamá el COP ha sido cómplice, de la violación de la regla 28.2.2 de la Carta Olímpica, dice: ‘Velar por el respeto de la Carta Olímpica en sus países’. El Comité Organizador de los IX JCA del 2010, el ‘CO’ de los 17 JB del 2013, y ahora el C. Organizador de la 39 Copa Mundial del Béisbol del 2011, fueron nombrados por Decretos Ejecutivos. Muchos no se atreven a criticar la mala práctica de ventilar asuntos del deporte en el Palacio Presidencial, y no en los respectivos organismos del deporte. Ignoran el Principio Fundamental del Olimpismo. (Art. 4). En los distintos diarios del jueves 3 de Feb.2011, reflejan al presidente de la IBAF, Ricardo Fraccari, en Palacio en donde el Ministro de la Presidencia, y no el pres. de la Fedebéisbol, parecía el actor principal, en la entrega de los fondos ofrecido por Panamá para lograr la sede de la XXXIX Copa Mundial de Béisbol. El presidente de la fedebéisbol, que es funcionario gubernamental, lucía contento con su papel de secundón.

La edición de la Estrella del lunes 21 de Feb. 2011, contiene una foto en la página publicitara de la Asamblea Nacional, con título: ‘Fin al desorden deportivo, no más dualidad de federaciones’. En la pág. 14 de ‘10 Deportivo’ del 21 de Feb., tituló: ‘Mensajes claros y directos. El jefe del deporte panameño, (la Ministra de Educación y no el DG de Pandeportes), cree que el cambio en el COP es inminente’. Repitió sus palabras del 6 de Dic. 2010. ‘O se pongan de acuerdo y se arreglan, o tendremos que crear otro camino distinto al de ellos’. Esto es intervención. En México los delegados del gobierno y del COP, acordaron ante MVR, un cambio de nombre de Comité al de Asociación. Don Mario debe leer la Ley N° 9, hecha en forma unilateral por el gobierno. Más que el nuevo nombre, incluyeron otros puntos que violan la Carta Olímpica. Así es.