La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Nov de 2019

Deportes

Madrid y Chelsea cumplen

MADRID. El Real Madrid y el Chelsea cumplieron los pronósticos y se clasificaron ayer miércoles para las semifinales de la Liga de Campe...

MADRID. El Real Madrid y el Chelsea cumplieron los pronósticos y se clasificaron ayer miércoles para las semifinales de la Liga de Campeones, con lo que se medirán por un puesto en la final, respectivamente, al Bayern de Múnich y el Barcelona, que habían sellado el pase el martes.

Los dos grandes españoles, señalados por muchos como los grandes favoritos, partirán con la teórica ventaja de poder disputar el partido de vuelta como locales, antes de la ansiada gran final del 19 de mayo, que se disputará en el Allianz Arena de Múnich, el estadio habitual del Bayern.

Ayer, el Real Madrid arrolló de nuevo al Apoel Nicosia (5-2), al que ya había ganado 3-0 en la ida, mientras que el Chelsea inglés sufrió más para ganar en el descuento final al Benfica portugués (2-1), que durante casi diez minutos, en la última recta del partido, estuvo a sólo un tanto del pase.

Con más aire de entrenamiento que de un partido decisivo de la ’Champions’, los tantos del Real Madrid fueron cayendo gracias al portugués Cristiano Ronaldo, el brasileño Kaká, José María Callejón y el argentino Ángel de María .

El Apoel salvó el honor con dos tantos sudamericanos, del brasileño Gustavo Manduca y de penal gracias al argentino Esteban Solari, hermano del ex jugador del Real Madrid Santiago Solari.

El Real Madrid, que había sido el más afortunado en el sorteo de los cuartos, dio descanso a varios jugadores importantes: Karim Benzema, Xabi Alonso, Mesut Özil, reservando fuerzas para la Liga, donde continúa líder, con seis puntos de ventaja sobre el Barcelona.

En su historial frente a equipos chipriotas, los ’merengues’ acumulan ya seis victorias en seis encuentros y además igualan la mejor racha de partidos seguidos marcando, con 41, un logro que anteriormente el club sólo había conseguido en 1952 y 1989.

El dominio de los locales fue abrumador y sólo la mala fortuna y el acierto puntual del portero español de los chipriotas, Urko Pardo, pudieron evitar una goleada.