La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Deportes

Luchador istmeño de talla mundial

PANAMÁ. Para hablar de época dorada de la lucha libre panameña debemos remontarnos a la década de los 60 e inicios de los 70 donde figur...

PANAMÁ. Para hablar de época dorada de la lucha libre panameña debemos remontarnos a la década de los 60 e inicios de los 70 donde figuraron nombres como ‘Sandokan’, ‘El Ídolo’, ‘Chamaco Castro’, ‘Ventarrón’, ‘Shazam’, sin olvidar a ‘Joe Panther’, Sergio Galvez, ‘Iberkun’, entre otros.

Fueron estos nombres que despertaron en la afición panameña el interés de asistir a los entonces gimnasios Neco de La Guardia, (Gimnasio Kiwani) y Nuevo Panamá (Arena Roberto Durán) a presenciar las batallas en los tinglados.

Pero el apoyo económico a la lucha fue decayendo con el pasar del tiempo y así mismo el espectáculo. Ante esto Rafel Medina, conocido como ‘El Guapo Siniestro’, un luchador que tuvo la oportunidad de alternar con las figuras como ‘Sandokan’ y ‘El Ídolo’, decidió llevar su talento fuera de las fronteras istmeñas.

La hermana del ‘Guapo’ decide comprar un boleto aéreo a México para que su pariente surja en aquel país reconocido por presentar una alta competitividad por la lucha libre.

‘El dinero que era para que ella pagara la mensualidad de sus estudios universitarios lo utilizó para comprar el boleto aéreo’, recuerda el luchador.

Así emprende el viaje al país azteca donde se encontró con muchas barreras pero al final se impuso el talento y las ganas de triunfar. Llamó la atención del Consejo Mundial de Lucha Libre, organismo con más de 79 años de lucha libre profesional, empresa para la cual militó el guapo siniestro por cinco años, ganando cabelleras y máscaras a nivel estelar inclusive disputó campeonatos nacionales y del mundo.

Gracias a su desempeño en los ensogados ganó contratos para luchar en escenarios de Japón, Estados Unidos.

En todos aquellos siempre dejando en al to el nombre de Panamá.

En sus presentaciones siempre exhibe la bandera panameña en sus prendas de vestir o bien sea flameando tricolor antes de ingresar al ring.