Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Deportes

Una ‘Sele’ en piloto automático

A nadie escapa que en el interior de la nave de nuestra Selección Absoluta ocurre una situación tensa. Es innegable que la ‘Sele’ navega...

A nadie escapa que en el interior de la nave de nuestra Selección Absoluta ocurre una situación tensa. Es innegable que la ‘Sele’ navega en estos momentos entre nubarrones en una noche tormentosa.

Es una situación que no está para obviarla sino para resolverla porque, como si fuera poco, las alarmas detectaron una bomba a punto de estallar. Una bomba que tiene nombre y apellido: Amílcar Henríquez.

Julio Dely Valdés, un piloto inexperto y arrogante, pudo sobrevolar sin complicaciones sus primeras millas con vientos apacibles al despegar hacia el objetivo del Mundial Brasil 2014.

Pero el vuelo es largo y complicado en el último tramo hacia el objetivo para lo cual se requiere pericia y jerarquía.

A 11 días del partido frente a Jamaica y 4 días después del de ante Honduras existe desazón y pánico por lo que ocurre a lo interno de la ‘‘Sele’’.

Por suerte entre la tripulación de la ‘‘Sele’’ existen jugadores con mayor jerarquía que la de Julio Dely Valdés como Director Técnico y conductor de almas.

Baloy, Román, Tejada, Blas, ‘Gavilán’ y Penedo, por su amplio y exitoso recorrido como futbolistas en donde trabajan y trabajaron con estrategas exitosos y experimentados deben encargarse del tormentoso vuelo de una nave conducida por un Piloto automático.

Confiemos que nuestros jugadores de mayor jerarquía asuman su rol. El fútbol de Panamá y el país entero confiamos y necesitamos de ustedes.

El caso Amílcar Henríquez requiere una explicación profunda. Amílcar no es un jugador que puede pasar desapercibido. Es uno de los 3 capitanes del Independiente Medellín de Colombia bajo las órdenes del Bolillo Gómez uno de los estrategas más reconocidos a nivel mundial.

Al final, Julio Dely Valdés, como siempre, culpó a los medios de lo que ocurre a lo interno de la ‘‘Sele’’ intentando desactivar la bomba. Amílcar supo ser profesional y aceptó su culpa sin achacársela a nadie. Sin arrogancia. Ni las explicaciones de Amílcar culpándose ni las de Julio Dely Valdés culpando a los medios, convencen a nadie. Esperemos que el severo ‘castigo’ al jugador del DIM no le pase factura a la ‘‘Sele’’.

Sígueme en Twitter: @ProfeGiraldo

TIRO DIRECTO