14 de Ago de 2022

Deportes

Ramírez busca un nuevo horizonte

TAIPEI. Manny Ramírez quiere seguir demostrando que tiene aún béisbol en su bate y su guante.

TAIPEI. Manny Ramírez quiere seguir demostrando que tiene aún béisbol en su bate y su guante.

Aunque las formas que busca para hacerlo son típicas de su muy particular manera de comportarse.

El dominicano dejó el martes último a Los Rhinos de Kaohsiung, de la liga profesional de Taiwan, aduciendo razones personales. ‘Extraño a mi familia’, colgó en su cuenta de twitter una vez se dio a conocer su desvinculación de la novena.

El equipo taiwanés debe estar muy agradecido con Ramírez por los 49 partidos que jugó en la temporada, principalmente en lo económico.

Rhinos aprovechó cada momento del dominicano dentro y fuera del terreno para obtener ganancias, tanto en venta de entradas a los partidos, como en ratings de televisión y comercialización de sus productos, especialmente, camisetas con el número 99 de Ramírez.

Todo eso fue apoyado por un sólido promedio de .352, con 8 cuadrangulares y 43 carreras empujadas, en una liga cuyo nivel es aceptable, pero lejos del que tienen otras del continente asiático.

¿A JAPÓN?

Varios diarios japoneses han publicado informacio nes acerca del posible arribo del dominicano a la liga del país oriental.

Las versiones indicaban que el Chiba Lotte de la Liga del Pacífico japonés habría contactado a Ramírez para ofrecerle trabajo. Sin embargo, una fuente familiar dijo en Taiwan que Ramírez habría salido el pasado viernes, hacia Santo Domingo, para reunirse con su familia, y que ‘esa es su prioridad en estos momentos’.

RENACIMIENTO

Manny Ramírez se retiró del béisbol de Grandes Ligas en 2011, tras fallar por segunda vez un control antidoping.

Sus números hablan de un pelotero de alta consistencia: .312 de promedio al bate, 555 cuadrangulares y 1,831 carreras empujadas en 19 años de actuación lo colocan en un sitio especial dentro de este deporte en los Estados Unidos.

Intentó regresar con Oakland, quien después de firmarlo no lo llamó al equipo grande. Ramírez jugó el año pasado en la liga profesional de su país, marcando promedio de .298, con ocho jonrones y 27 carreras remolcadas. El futuro del pelotero está en sus manos, pues él mismo dirige sus destinos profesionales. Por ahora, Japón parece no estar en la mira de Manny Ramírez.