Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Deportes

Barcelona, imputado por delito fiscal en el fichaje de Neymar

La justicia española imputó el jueves al Barcelona por un presunto delito fiscal en el multimillonario fichaje del delantero brasileño ...

La justicia española imputó el jueves al Barcelona por un presunto delito fiscal en el multimillonario fichaje del delantero brasileño Neymar, en el marco de un escándalo que ya provocó la dimisión de un presidente del club.

El juez Pablo Ruz, de la Audiencia Nacional, principal instancia penal española, "imputa al FC Barcelona por un delito contra la Hacienda Pública en relación con el fichaje del jugador brasileño", informó la fuente.

En su dictamen, el magistrado pide al fisco "las declaraciones voluntarias de liquidación de impuestos de 2011, 2012 y 2013 del club en relación con el fichaje, así como certificar si Neymar se consideraba a efectos fiscales" en 2013 "con la obligación de tributar en España o en Brasil".

"El juez también pide al padre del jugador diversos contratos y documentación de varias sociedades relacionadas con el fichaje", agregó.

Neymar, de 22 años, firmó por cinco temporadas con el Barça en mayo de 2013, pero ya noviembre de 2011 el club y el jugador del Santos habían firmado un primer contrato que establecía el compromiso del Barça de fichar al delantero.

La operación Neymar, que supuso para el club un desembolso de 86,2 millones de euros (unos 118 millones de dólares), se convirtió en causa de revuelo cuando un socio del Barcelona, Jordi Cases, presentó una denuncia contra el presidente del club, Sandro Rosell, por "apropiación indebida" en el marco del fichaje.

La aceptación de esa querella por el juez Ruz provocó la dimisión de Rosell el 23 de enero.

Su sucesor, Josep Maria Bartomeu, advirtió al día siguiente que la directiva no tenía intención de "dimitir de ninguna forma" si se veía implicada en la querella.

En un escrito enviado al juez Ruz, fechado el 17 de febrero pero conocido solo el miércoles, el fiscal José Perals pidió que se ampliase la investigación al Barça como persona jurídica por "un posible delito contra la hacienda pública".

Según la fiscalía, las sumas en juego se elevan por lo menos a 10 millones de euros en 2011 y a 27,92 millones en 2013, en tanto que el presunto fraude tributario sería de 9,1 millones de euros.

"Sé que se está hablando mucho de mi contrato", había dicho el jugador en una entrevista al diario deportivo Sport a mediados de enero. "No hay nada de ilegal", aseguró.