Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Béisbol

La suerte de Michael Pineda, o la desgracia para los Yanquis

El problema del idioma ya no es tal; la cuestión es que Pineda sabía lo que estaba haciendo, y se lo permitieron.

Michael Pineda purgará diez partidos por usar resina para alterar el agarre de la esférica cuando lanzaba ante los Medias Rojas de Boston.

La suerte para él es que durante ese período, solo estaba programado para hacer apertura en un día, lo que en realidad no afectará la rotación abridora de los Yanquis de Nueva York.

A ver, sería prudente saber si Pineda entendía lo que se le había dicho hace un par de semanas, cuando tenía la misma sustancia, o al menos muy parecida, en su mano derecha, ante los propios Medias Rojas.

El problema del idioma ya no es tal; la cuestión es que Pineda sabía lo que estaba haciendo, y se lo permitieron. Para colmo, quedó establecido que con la marcha forzada de Iván Nova, quien se someterá a la operación Tommy John, la presencia de Pineda en la rotación es necesaria, aunque tal vez no imprescindible.

Los Yanquis lideran su división, gracias a los buenos trabajos de los japoneses Masahiro Tanaka, Hiroki Kuroda y el veterano zurdo CC Sabathia; la ausencia de Nova movería a Pineda al cuarto puesto en la rotación.

El dominicano no sufrirá gran cosas con el castigo; los Yanquis sí, porque necesitarán hacer movimientos que no estaban precisamente en los planes del mánager Joe Girardi.

Como se mire, el equipo comenzará otro proceso de ajustes. Y Michael Pineda tendrá que ajustarse a sí mismo, porque nadie lo hará por él.