Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Béisbol

Toronto, destino de toleteros poderosos

El equipo canadiense toma riesgos calculados con aquellos peloteros que muestran poder y consistencia con el madero

Toronto, destino de toleteros poderosos
Edwin Encarnación es ofensiva pura con Toronto.

Los Azulejos de Toronto se han caracterizado por ser un equipo donde abundan los peloteros con el poder del cuadrangular como muestra principal de su hoja de vida.

Esta constante no es una coincidencia. Toronto fue líder de las Grandes Ligas la pasada temporada en tres de los cuatro principales departamentos ofensivos (carreras, porcentajes de embases y slugging), además de ser segundos en promedio al bate colectivo (.269).

Todo esto, bajo el liderzgo de Josh Donaldson, y los dominicanos José Bautista y Edwin Encarnación.

PIEZAS QUE ENCAJAN

Donaldson fue adquirido de los Atléticos de Oakland, equipo que decidió prescindir de sus servicios, aún cuando en las temporadas de 2013 y 2014 ya había mostrado un poder ascendente, con 53 cuadrangulares y 191 carreras empujadas en esas dos campañas.

Con Toronto, el de La Romana explotó para llevar al equipo al campeonato de la División Este de la Liga Americana y de paso, obtener el premio al Jugador Más Valioso del joven circuito.

Los casos de Bautista y Encarnación son muy similares; el primero llegó a Toronto en el 2009, transformándose de inmediato en su gran bujía ofensiva.

Encarnación llegó también en el 2009, haciendo explosión en las últimas cuatro temporadas, donde promedia 37 jonrones y 105 remolques.

Bautista y Encarnación se han combinado para conectar 440 cuadrangulares y han acumulado mil 184 carreras impulsadas durante su estadía en Toronto.

Al añadir el año pasado a Troy Tulowitzki, Toronto tiene al campo corto más ofensivo de las Grandes Ligas, haciendo de su alineación una de muy alto voltaje.

Desestimar a los Azulejos en este 2016 sería un grave error. El equipo luce nuevamente como una máquina de producción ofensiva, que puede apoyar el trabajo de los abridores y repetir la misma dosis de fortaleza que mostraron en el 2015.