Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Béisbol

Chris Sale pagará el precio por dar una rabieta innecesaria

Sale, pensará las cosas dos veces antes de tomarse algunas decisiones como propias

Chris Sale pagará el precio por dar una rabieta innecesaria
La acción le costó muy caro al talentoso lanzador.

El abridor estelar de los Medias Blancas de Chicago, Chris Sale, pensará las cosas dos veces antes de tomarse algunas decisiones como propias.

Y el resto de los peloteros de las Grandes Ligas tendrán que hacer lo propio, por más ‘súper estrellas' que sean.

Sale fue suspendido por cinco días (sin paga) por los Medias Blancas, luego que destruyera los uniformes ‘retro' que usaría el equipo en el encuentro del sábado último, como parte de una costumbre que ya se ha impuesto en el béisbol estadounidense.

A Sale no le gustaba el uniforme similar al del año 1976 que se utilizaría en el encuentro ante los Tigres de Detroit, consistente en una franela de color azul marino con un cuello alto, al parecer, muy a desagrado del abridor izquierdo, quien se negó rotundamente a utilizarla.

Es más, destruyó varios uniformes, razón por la cual, los Medias Blancas cambiaron la indumentaria por la que utilizaron en la temporada de 1983.

La acción le representó a Sale una suspensión de cinco días sin derecho a paga, siendo expulsado de la caseta del equipo y enviado a su casa.

De paso, la sanción le costará al zurdo 250 mil dólares de su salario anual de $9,15 millones en este año; además de otros 12 mil 500 dólares, costo que tenía la indumentaria que destruyó.

Sale tenía sus razones: ‘era una noche donde había mucha calor y humedad, cómo se les ocurre que se podía jugar con un uniforme así'.

Sin embargo, la decisión contó con el respaldo de los propios compañeros, a quienes no les hizo mucha gracia encontrar sus uniformes destruidos.

Por otro lado, otros peloteros dejaron claro que las consecuencias económicas son un escarmiento, y que es mejor usar el uniforme por unas horas, que pagar multas por miles de dólares.