La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Béisbol

Equipos invierten en talento del extranjero

La compra superó todas las previsiones con un coste adicional de $50 millones y estableció una nueva marca de $203 millones

Los equipos de Grandes Ligas está apostando por el talento internacional para surtir sus equipos.

La firma de talentos extranjeros por parte de los equipos de las Grandes Ligas superó todas las previsiones con un coste adicional de 50 millones de dólares y estableció una nueva marca de 203 millones de dólares.

Lo anterior no se podrá repetir a partir del próximo 2 de agosto cuando ya se ha establecido un limite al gasto que los equipos podrán dedicar si quieren conseguir a jugadores agentes libres que se encuentran en el mercado internacional.

‘Los jóvenes rechazarán llegar al béisbol profesional debido a que su potencial económico es inferior al de otras ligas'

SCOTT BORAS,

AGENTE DE ATLETAS PROFESIONALES

De nuevo, un cubano, esta vez el jardinero Luis Robert, de los Medias Blancas de Chicago, fue el que más dinero recibió al firmar un contrato por 26 millones y un bono en el momento de la firma de cinco millones de dólares, dinero que también recibieron otros tres peloteros más cuando cerraron sus respectivos contratos.

El pacto dejó a Robert con el segundo bono más alto para un aficionado internacional, por detrás del acuerdo de 31,5 millones de dólares que su compatriota, el jugador de cuadro Yoan Moncada, firmó con los Medias Rojas de Boston, que el pasado diciembre lo enviaron a los Medias Blancas como parte del traspaso del abridor Chris Sale.

Robert fue seguido por sus compatriotas, el zurdo Adrián Morejón (Padres de San Diego), que firmó por 11 millones; el torpedero Alfredo Rodríguez (Rojos de Cincinnati) y el jardinero Jorge Oña (San Diego), ambos lograron contratos de siete millones de dólares.

Tras los jugadores cubanos, se colocó el torpedero venezolano Kevin Maitán (Bravos de Atlanta) al que su nuevo equipo le pagó un bono de 4,2 millones de dólares en el momento de la firma.

Mientras que los dominicanos con los bonos más elevados fueron también campocortos, Luis Almánzar (San Diego, con 4 millones de dólares) y Yasel Antuna (Nacionales de Washington), que recibió 3,9 millones de dólares. Sin embargo, el nuevo contrato colectivo en el béisbol de Grandes Ligas impone un tope en los bonos para los jugadores internacionales, con 16 equipos restringidos en 2017-18 a un gasto de 4,75 millones de dólares; seis a 5,25 millones y ocho a 5,75 millones.

Bajo las nuevas reglas, los jugadores internacionales quedaron sometidos a un nuevo criterio: menores de 25 años y con menos de seis de experiencia profesional, cuando antes se definía con 23 años y menos de cinco de experiencia.

Esto implica que habrá menos dinero detrás de más jugadores.

‘El efecto será que muchos de esos jugadores se inclinen por el béisbol japonés y coreano', pronosticó el poderoso agente Scott Boras al aludir a los cubanos.

Boras también adelantó que los jóvenes deportistas rechazarán llegar al béisbol profesional debido a que el potencial económico es inferior al de otras competiciones, especialmente en la NFL. Pero las Grandes Ligas considera necesario el control después de ver como el gasto para jugadores internacionales pasó de 74 millones en el 2012-13 a los 156 en la temporada del 2015-16, superada con la nueva marca de 203 millones de dólares.

Los Padres gastaron $40,8 millones en peloteros internacionales en el periodo que culminó el 15 de junio.