Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Boxeo

Por qué Floyd y no Manny hoy en Las Vegas

Creo que la balanza se inclina al estadounidense, aunque no me gusten ni su estilo, ni sus desplantes

Me sitúo exactamente en el 2 de mayo de 2010. Veo a un boxeador dotado de una increíble capacidad: Manny Pacquiao, en la cúspide de su carrera deportiva, dejando atrás a grandes nombres del boxeo moderno: Oscar De La Hoya, Miguel Cotto, Ricky Hatton, Erick Morales, Marco Antonio Barrera, Juan Manuel Márquez.

En la otra esquina, veo a un púgil con notables facultades, inteligencia y versatilidad: Floyd Mayweather Jr, aún en el proceso de consolidación, habiendo superado a varios de los mismos rivales que Pacquiao: De La Hoya, Hatton, Márquez...

Si ese día se hubiesen enfrentado Pacquiao y Mayweather, habría apostado por un triunfo del filipino, incluso, por nocáut... esa historia, a mi juicio, ha cambiado un lustro después.

¿Por qué? Porque el estadounidense prosiguió su carrera triunfal. Dejó en el camino al 'Canelo' Álvarez, Miguel Cotto y dos veces, aunque en la primera con muchísimas dificultades, al argentino Marcos Maidana.

Durante ese mismo período de cinco años, Pacquiao perdió dos veces, y sufrió en la cuarta pelea ante Márquez el peor nocáut de su carrera. Después de ese aparatoso descalabro, no ha sido el mismo boxeador arrollador, pues aunque no perdió ninguno de sus tres últimos combates el hambre; el que Rocky Balboa llamó ‘el ojo del tigre' no está ya presente en la mirada del asiático.

Cinco años después, la balanza está en mi concepto bastante inclinada en favor del invicto campeón del mundo estadounidense, aunque no me gusten ni su estilo de combatir, ni sus desplantes personales.

Esto es boxeo, y además de ser un deporte, es un negocio. Y el de ‘Money' es seguir haciendo más dinero, y de seguro, para mí, que seguirá haciéndolo.

Me parece equivocado sugerir que un triunfo de Pacquiao le haría bien al boxeo mundial. El filipino sería presa fácil de púgiles muchos más jóvenes en esta categoría de las 147 libras, como el británico Kell Brook, para citar solo un contendiente. En esa lista, están boxeadores otros buenos boxeadores como Keith Thurman, Marcos Maidana, Shawn Porter e incluso, Amir Khan, que desde mi punto de vista derrotarían al llamado ‘Súper Manny'.

He visto boxeo por más de 35 años y sé de lo que habló. Mientras Floyd se ha concentrado en hacer dinero y más dinero, Pacquiao se distrae jugando baloncesto y a la política. Quiere ser cantante y actor. Sí, eso le hace ganar simpatías en todo el mundo; pero ninguna de esas cosas le servirá para enfrentar a un hombre inteligente, dentro y fuera del cuadrilátero, convencido de sí mismo y de sus habilidades.

El boxeo es como las carreras de caballos: Tiras la 'línea', aprecias la lógica, analizas el evento y apuestas a ganador. Y no siempre gana el favorito, ni resulta la ‘línea' o la lógica del evento... gana un ‘palo loco'; y en ocasiones, aciertas ese ejemplar olvidado por los expertos, porque viste en él algo diferente a los otros.

Mi ‘línea' en esta pelea es que Mayweather ganará. Que Pacquiao será rival, mientras Floyd se lo permita. Hace cinco años, el filipino hubiera atropellado al estadounidense durante doce asaltos y le hubiera arrebatado el invicto y cualquier título mundial que estuviera en juego; pero no creo que eso suceda, cinco años después.

‘A PUÑETAZO LIMPIO'