Temas Especiales

30 de May de 2020

Fútbol

El registro más importante está pendiente de solo dos goles

El alemán Miroslav Klose puede tumbar la marca más trascendente en la historia de las Copas del Mundo: la del máximo artillero.

Miroslav Klose está contando los días para comenzar el campeonato mundial de fútbol.

No es para menos. Porque tiene la mayor oportunidad de convertirse en un referente dentro de la rica historia de este torneo.

Klose se convertirá en uno de los jugadores que ha participado en cuatro etapas finales de los campeonatos mundiales de balompié, y eso, ya es un registro histórico.

Pero el nacido en Polonia, que ha jugado para la selección de Alemania desde el año 2001, tiene ante sí un reto mucho más interesante, y a la vez, el más importante de la historia mundialista.

A DOS DE LA GLORIA

Le bastará a Klose anotar dos dianas en el torneo que comienza el 12 de junio para convertirse en el máximo artillero de todos los tiempos en Copas del Mundo.

El romance del teutón con las redes mundialistas comenzó en el certamen celebrado entre Corea y Japón en el año 2002.

Alemania derrotó 8-0 a Arabia Saudita, con Klose anotando tres goles; le haría además un gol a Inglaterra y Camerún, en el torneo donde Brasil, con Ronaldo, actual líder de goleo mundialista anotando, se coronó campeón.

Cuatro años más tarde, el torneo sería en Alemania, y Klose sería protagonista, anotándole dos goles a Costa Rica y otros dos a Ecuador.

Su anotación ante Argentina sacó a los sudamericanos de la carrera. Los alemanes, sin embargo, no pasaron del tercer lugar.

Klose volvería a la acción en el torneo de Sudáfrica en el año 2010, para anotar cuatro goles: uno a Australia, otro a Inglaterra y, nuevamente, se convirtió en verdugo de los argentinos, a los que les metió dos goles; pero Alemania volvió a fallar para quedarse nuevamente con la tercera casilla.

Los 14 goles de Klose lo igualan en una singular lista de jugadores alemanes que han participado en Copas del Mundo con Gerd Müller, con quien también comparte el tope de la tabla de goleadores para la selección europea con 68 goles.

La diferencia es que Müller solo necesitó jugar los torneos de 1970 y 1974 para lograr sus 14 goles; Klose ha jugado un mundial más, y debe ser convocado para su cuarta Copa del Mundo seguida.

VILLA, AL ASECHO

Pocas veces mencionado en los últimos meses como amenaza al liderazgo de goleo mundialista, el español David Villa ha pasado con un perfil muy bajo dentro de los aspirantes a trepar a la cima de los goleadores de los campeonatos mundiales de fútbol.

‘El Güaje’ es uno de los tres goleadores activos que aparecen en la lista del campeonato, con ocho anotaciones.

Aparte de él y de Klose, está el uruguayo Diego Forlán, que tiene seis goles.

Villa será uno de los delanteros de la selección española, defensora de la corona del mundo.

Sería su tercera aparición mundialista y las posibilidades de colocarse muy cerca de los artilleros históricos del torneo es muy concreta.

El ariete ibérico necesitaría anotar ocho goles, y que Klose no haga dos, para convertirse en el máximo artillero de las copas mundiales de fútbol.

El registro histórico de goleo está en la cuerda floja; mas el del jugador con más goles en una Copa del Mundo parece no correr peligro alguno.

Ese honor le corresponde al francés Just Fontaine, que estremeció en 13 ocasiones el marco rival en el campeonato celebrado en 1958.

A punta de goles, parece que la emoción en Brasil 2014 estará presente.