La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Fútbol

Real y Atlético firman tablas en el derbi

Un duelo donde ninguno de los dos equipos, pese a estar casi fuera de la contienda por el título de liga, dejaron un buen sabor

El derbi de menor trascendencia de la última década, dejó un bonito duelo de fútbol, repleto de orgullo entre dos estilos opuestos, en el que Jan Oblak frustró la voluntad del Real Madrid y Antoine Griezmann premió la inteligencia del Atlético que aumenta a seis años sin perder en Liga en el Bernabéu.

Era un duelo fuera del foco de la presión y esa liberación impulsó a un derbi más vistoso y trepidante.

‘Es una pena. Hemos tenido muchas ocasiones; Oblak es muy bueno',

ZINEDINE ZIDANE

TÉCNICO DEL REAL MADRID DE ESPAÑA

El Real Madrid, con más horas de descanso tras el desgaste europeo de ambos, apostaba por imprimir un ritmo alto de juego desde el inicio, con una apuesta clara de Zinedine Zidane por extremos y la busca de superioridad en bandas con subidas de laterales o la libertad de movimiento de Bale.

El Atlético se defendió, intentó mantener el orden y se dosificó. El momento de intentar golpear ya le llegaría.

El Atlético arrancó el segundo acto en su terreno pero cómodo, tapando salvo en una acción que le costó cara las zonas de ataque madridistas.

Su único despiste llegó a los 53 minutos cuando Bale con metros para correr superó a Juanfran y su centro lo enganchó de derecha Cristiano a la red.

Era el gol 500 en Liga de la historia de los derbis, el décimo partido consecutivo marcando del astro portugués. En la reacción, Saúl con tiempo para pensar y metros para correr, frenó y chutó ajustado al palo. Los intentos madridistas tras remate de cabeza cruzado de Bale y disparo de Modric, no podían acabar de otra manera que ante una parada brillante de Oblak. Voló a la falta a la escuadra de Ramos, que en su cabeza tuvo, como no en el añadido, el balón del triunfo.