La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Fútbol

Waterman y una deuda por saldar

Cecilio Waterman recibe una nueva oportunidad con la selección absoluta de Panamá, luego de seis años de ausencia. El delantero del Plaza Colonia uruguayo llega con la ilusión de aprovechar su gran momento

.Archivo

La semana pasada, el técnico argentino 'Tolo' Gallego dio a conocer la convocatoria de 24 jugadores que enfrentarán el partido contra México el 15 de noviembre en el Rommel Fernández.

Adicional a la inclusión de esta lista, del juvenil Carlos Harvey (19 años), extaurino y actualmente en las filas del Galaxy II, y de Cristian Martínez, del Chicago Fire, la gran novedad para esta fecha FIFA sin duda es el llamado del artillero Cecilio Waterman, de 28 años.

Esta cita se esperaba desde hace mucho tiempo, tomando como argumento el gran momento que atravesaba el artillero local en la primera división del fútbol uruguayo y contrastando con la falta de gol en la selección. La oportunidad ha llegado al fin para el delantero que lleva 14 goles en este 2019 y ocho años de experiencia rompiendo las redes en Uruguay, vistiendo la camiseta del Fénix, Defensor Sporting y actualmente en el Plaza Colonia.

.

El último recuerdo de Waterman con la selección no es muy grato para muchos aficionados, que le siguen culpando por las numerosas fallas que tuvo en el Rommel ante Jamaica en una noche de diciembre del 2013, partido eliminatorio para el Mundial de Brasil 2014. A la postre sería un gris empate 0-0 en casa para los canaleros, que le privaron de puntos importantes para la clasificación al repechaje en ese momento.

Parecía que la afición, el destino y el fútbol habían hundido la carrera del delantero con la selección, en ese entonces con 22 años. Cecilio se ha tenido que conformar con vivir los partidos de nuestro país desde la televisión y a miles de kilómetros de distancia, no obstante su carrera ha ido creciendo poco a poco en el país suramericano.

No es fácil para el jugador panameño mantenerse durante tantos años en un fútbol tan competitivo y exigente como el uruguayo, pero Waterman y Mejía, a base de esfuerzo, calidad y mentalidad positiva, han conseguido reafirmarse en este balompié y a eso hay que darle el mérito correspondiente.

Este momento tenía que llegar tarde o temprano para el goleador del Plaza Colonia y esta oportunidad lo tiene muy contento y con la ilusión de ir, dar el máximo y que al final sea todo positivo para él y la selección, así lo ha declarado a medios uruguayos.

“Nunca esperaba anotar tantos goles en una liga tan competitiva como la de Uruguay y me tiene más sorprendido estar en la pelea de la tabla de goleadores”,

CECILIO WATERMAN
DELANTERO PANAMEÑO

¿El salvador de la sele?

Cecilio pisará suelo patrio con la presión de no fallar más con Panamá, y eso lo coloca en una cuerda floja en donde debe saber equilibrar el apremio que traerá sobre sus hombros por reivindicarse con parte de la afición que lo sigue catalogando injustamente como incumplidor y la fortaleza mental que le ha regalado el fútbol charrúa durante sus últimos años de carrera profesional.

Cierta es la carencia de gol, los últimos años en la selección mayor, sin embargo sería irracional depositar todas las esperanzas de un nuevo caballo en el ataque de la 'sele' solo por un buen momento de Cecilio. El hueco de Blas y Tejada no es fácil de llenar, los retirados artilleros panameños son y serán por mucho tiempo en la historia de nuestro fútbol, la mejor dupla en ataque que haya representado la camiseta roja, incluso por encima de los hermanos Dely Valdés en cuanto a cifras y momentos inolvidables.

Hoy por hoy, los de mejor performance en el último año de la ofensiva roja son Gaby Torres y Abdiel Arroyo, pero Waterman posee todo el cartel y las cualidades para pelear un puesto en el ataque panameño. Lo viene demostrando en Uruguay y debemos ser pacientes si pretendemos que lo transmita a la selección.

'Watergol', como lo apodan algunos, es un delantero fuerte, veloz, con altura de 1.80 metros, puede manejar ambas piernas, va bien de cabeza, sabe regatear, puede jugar de extremo por la derecha y centro delantero, con la edad óptima del profesionalismo y con un físico de nivel que le ha permitido mantener una carrera con pocas lesiones y con un rendimiento al máximo en la mayor parte de sus presentaciones. También ha estado con Panamá desde categorías inferiores, incluido el Mundial Sub-20 de Colombia en el 2011 y los Juegos Panamericanos del 2015, en donde conformó el plantel tricolor como uno de los refuerzos.

Cecilio tiene una hoja de vida envidiable para cualquier delantero nacional y a veces es poco entendible cómo este jugador ha estado apartado de un llamado a la selección durante tantos años. La justicia y el fútbol son divinos, y hoy les toca recompensar a un deportista que no ha parado de trabajar para ganarse el pan y subconscientemente para volver a defender la camiseta roja de su país.

Le llegó la hora a Waterman y de lo que debemos estar seguros es de que vendrá al coloso de Juan Díaz con todas las ganas de aprovechar esta nueva oportunidad que le ha dado el fútbol.

Bienvenido y buena suerte, 'Watergol'.