Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Fútbol

Baréin entra en el París FC y se convierte en su principal patrocinador

El equipo confía en que esta inyección de dinero le ayude a subir de nivel en los próximos tres años 

Paris FC
Ferracci sigue siendo el principal accionista del París FC, con cerca del 77 % del capitalParis FC

El París Saint-Germain (PSG) ha dejado de ser el único equipo de la capital francesa en el que han puesto sus ojos los países del Golfo: el reino de Baréin se ha hecho con el 20 % del París FC, de la segunda división, y se ha convertido a su vez en su principal patrocinador.

El refuerzo económico que le llega a través de un fondo soberano es, según dijo esta semana el presidente del club, Pierre Ferracci, indispensable para las ambiciones del "vecino pobre" del PSG, con un presupuesto que pasará de 14,5 millones a 19 en 2020-2021, calculan los medios.

El París FC no juega en primera desde 1974 y confía en que esta inyección de dinero le ayude a subir en los próximos tres años. Poder acabar sus infraestructuras en Orly, al sur de la capital, donde se encuentra su centro de formación y entrenamiento, es uno de sus objetivos inmediatos.

El reino bareiní ya se había adentrado en el fútbol profesional con la compra del Córdoba FC y con este último movimiento apuesta por un club que ha rozado su paso a tercera, al quedar décimo séptimo la pasada temporada.

La formación, según Ferracci, es la principal apuesta de los nuevos inversores. En esto se desmarcan de los cataríes, que desde su llegada al PSG en 2011 llenaron su plantilla de fichajes estrella y le han permitido conseguir siete ligas desde su adquisición.

Baréin, según Ferracci, no busca el control absoluto del París FC, que quiere seguir estando en manos principalmente de accionistas regionales y nacionales.

Pero el equipo no esconde que su desembarco marca un punto de inflexión: "Es una oportunidad fantástica de hacer entrar al club en una nueva era y de permitirle que consiga sus objetivos deportivos, educativos y sociales", dijo al anunciar la entrada en el capital.

A través de esta asociación estratégica, según esa misma nota, el París FC "se inscribe a partir de ahora en una dimensión internacional, en la que acompañará a su nuevo accionista en el desarrollo de la formación de entrenadores y jóvenes jugadores en Baréin".

La prensa deportiva ha dado también una lectura política a su llegada a la capital francesa. Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Baréin cortaron en 2017 relaciones diplomáticas con Catar, después de acusar al pequeño emirato del Golfo Pérsico de apoyar el terrorismo.

Pero el PSG y el París FC no juegan al menos de momento en la misma liga, por lo que es temprano para llevar al terreno de juego los desencuentros diplomáticos con un enfrentamiento entre ambos equipos.

"El fútbol y el deporte son vectores de acercamiento y pacificación entre pueblos. No hay que mezclar las cosas", recalca el presidente del París FC, que dice mantener buenas relaciones con la formación de Nasser Al Khelaifi y es consciente de que entre las dos, en cuanto a estatus y medios, "hay todo un mundo" de diferencia.

Ferracci sigue siendo el principal accionista del París FC, con cerca del 77 % del capital. Baréin aprovechará su participación minoritaria para promocionar su propia imagen a través de la operación de patrocinio que acompaña a la inversión.