La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Hípica

Churchill Downs y la historia del Derby de Kentucky

Luis Sáez y Gabriel Sáez podrían convertirse en los primeros jinetes panameños que, siendo familia, montan en la carrera más importante del mundo

Gabriel Sáez tendrá su oportunidad con ‘By My Standard' en el Derby de Kentucky.

El espectáculo de las carreras de caballos tiene su gran momento en los Estados Unidos.

Así como el Súper Bowl es lo máximo en el fútbol americano, y la Serie Mundial lo es en las Grandes Ligas, o ‘Las Finales' citan a los equipos de las conferencias Este y Oeste en busca de un campeón en el baloncesto de la NBA, la hípica estadounidense también corona a sus campeones.

Una de esas grandes tradiciones en el deporte de los Estados Unidos es la Triple Corona, que ha llegado hasta nuestros días transformada en la máxima prueba para los caballos de tres años de edad, que se ponen a prueba en una singular forma de medir sus capacidades y excelencia sobre una posta de carreras.

HISTORIA CENTENARIA

En 1872, el expedicionario Meriwether Lewis Clark Jr. llegó a los Estados Unidos luego de una extensa travesía por Europa.

Entre los lugares que visitó estuvieron Londres, París e Italia, donde como apasionado por los caballos, pudo apreciar el manejo que se le daba a lugares especiales donde se efectuaban carreras públicas de caballos.

La idea de construir un hipódromo en tierras de Kentucky mantuvo a Clark Jr. bajo permanente pensamiento.

Una vez en Estados Unidos, buscó un terreno lo suficientemente grande como para poder construir un hipódromo; conoció así a John y Henry Churchill, tíos de Clark Jr., quienes le arrendaron un terreno de aproximadamente 32 hectáreas para desarrollar el proyecto.

Es así como en 1875, el hipódromo de Kentucky (como fue conocido hasta que se le puso el nombre Churchill Downs, en 1937), celebró la primera versión del Derby de Kentucky, ante una entusiasta multitud de 10 mil personas que atestiguó el triunfo del potro ‘Aristides', montado por el jinete Oliver Lewis.

LA TRIPLE CORONA

El atractivo del Derby de Kentucky fue tal, que ‘Aristides' fue enviado a Nueva York para correr otra gran carrera para tresañeros: el Belmont Stakes y luego en Maryland, para correr en el Preakness Stakes.

Con estas tres carreras, la hípica estadounidense comenzó a destacar la cría de sus purasangres en los distintos centros de producción, midiéndose una vez cada año en las tres competencias.

Llegando al Siglo XX, la industria de cría estadounidense dio mayor forma a las tres carreras para potros de tres años.

La primera estaca sería el Derby de Kentucky, seguida por el Preakness Stakes y luego el Belmont Stakes.

Cada carrera tendría una distancia diferente: el Derby de Kentucky tendría 2,000 metros de recorrido (establecido desde su primera versión); el Preakness, 1,900 metros (desde 1925) y el Belmont Stakes 2,400 metros (establecida oficialmente en 1926). ‘Tres distancias diferentes, para coronar a un gran campeón de la Triple Corona', señaló el periodista hípico Charles Hatton, bautizando así la trilogía más importante de la hípica estadounidense.

Solo 13 caballos han ganado las tres carreras, que se corren en un período de entre cinco y seis semanas; un reto a la resistencia del caballo de carreras, con una prueba de velocidad y recuperación en cada carrera.

Es tan difícil ganar las tres carreras, que entre 1948 y 1973 (25 años) no hubo triple coronados, hasta la aparición de ‘Secretariat', en 1973.

Luego vendrían ‘Seattle Slew' (1977) y ‘Affirmed' (1978); después del cual, hubo una espera de 37 años, hasta la aparición de ‘American Pharoah', ganador en 2015, y ‘Justify', triple coronado el año pasado.

LOS JINETES PANAMEÑOS

Braulio Baeza, Jacinto Vásquez, Jorge Velásquez y Laffit Pincay jr son los únicos fustas panameños que han llevado a un caballo a ganar el Derby de Kentucky.

El último fue ‘El Corsario' Pincay Jr, quien en 1984 llevó a ‘Swale' a la victoria en la carrera; es decir, que hace 34 años ningún jinete panameño ha podido ganar la llamada ‘Carrera de Las Rosas'.

Para la versión 145 del Derby de Kentucky, dos jinetes panameños aparecen con ejemplares reportados para conducir.

Gabriel Sáez tiene en ‘By My Standard' la oportunidad de ganar la carrera. Sáez llevó al potro a una sorpresiva victoria en el Louisianna Derby, con premios por un millón de dólares, repartiendo 47 dólares a su primer lugar.

Su primo, Luis Sáez, ganó el Florida Derby con el invicto ‘Maximum Security', asegurando un cupo para el 4 de mayo en Churchill Downs.

De mantener sus respectivas conducciones, los primos Sáez serán los primeros jinetes panameños que, siendo familia, montan en el mismo Derby de Kentucky.

Eso está haciendo muy especial esta carretera hacia el evento más importante de la hípica, que este año aumenta su premio a $3 millones, un incentivo adicional para el ganador, sus propietarios, entrenador y jinete.

‘Tres distancias diferentes, para coronar a un gran campeón de la Triple Corona',

CHARLES HATTON

DESAPARECIDO PERIODISTA HÍPICO