12 de Ago de 2022

Más Deportes

Dominicana llora en San Juan

PUERTO RICO. Tener a 22 jugadores que militan en las Grandes Ligas, de un roster de 28, no fue suficiente para que la República Dominic...

PUERTO RICO. Tener a 22 jugadores que militan en las Grandes Ligas, de un roster de 28, no fue suficiente para que la República Dominicana avanzara de la primera ronda del II Clásico Mundial de Béisbol.

La noche del martes más de cuatro aficionados dominicanos salieron llorando del estadio Hiram Bithorn de San Juan, Puerto Rico, tras la pronta eliminación de su trabuco de equipo del Clásico, a manos de una desconocida novena de Holanda, que sorprendió desde el primer día a los más expertos en la materia.

Los holandeses vencieron 2 por 1, en 11 entradas a los quisqueyanos para sacarles de la maleta el boleto a Miami para la segunda fase, ya que luego de la derrota del pasado sábado, los dominicanos estaban decididos a vengarse con furia de Holanda.

Miles de aficionados dominicanos salían cabizbajos del coliseo boricua e incrédulos todavía de la humillación de la que fue víctima la República Dominicana, un país que desayuna, almuerza, cena y sueña con béisbol.

ALOU CREÍA QUE ESTABA SOÑANDO

Uno de los que todavía no creía el desastre ocurrido para su país, era el propio director de la tropa dominicana, Felipe Alou, quien comentó luego del enfrentamiento en la capital puertorriqueña.

Alou, un veterano estratega de 73 años, con experiencia en las Grandes Ligas, comentó que él pensaba que lo había visto todo en el béisbol, pero se equivocó.

“Hemos visto ocurrir algo que jamás nos imaginábamos", sentenció con un rostro de tristeza Alou y la vez agregó que la eliminación en la primera fase es un verdadero fracaso.

En su contacto con la prensa Alou anunció un posible retiro como técnico, al decir que quizás esta fue su última actuación como timonel.

PEOR QUE EN EL 2006

La pronta eliminación de los quisqueyanos los hace retroceder en cuanto a su actuación del torneo del 2006, ya que en aquella primera edición del Clásico fueron semifinalistas.

República Dominicana se unió a Panamá, como los dos países eliminados del Grupo D, Puerto Rico y Holanda clasificaron a la siguiente ronda, que será en Miami.