Temas Especiales

28 de Jun de 2022

Más Deportes

Saladino pone en duda mejoría de Phillips

PANAMÁ. Una tarde calurosa, en un coliseo que sufre una lenta metamorfosis, donde el olor a cemento fresco y el grito de los albañiles ...

PANAMÁ. Una tarde calurosa, en un coliseo que sufre una lenta metamorfosis, donde el olor a cemento fresco y el grito de los albañiles y capataces son la música de fondo, para los atletas que entrenan, fue el ambiente donde nos encontramos a Irving Saladino, el flamante campeón mundial y olímpico de salto largo.

En una amena conversación con Saladino, el atleta comentó que este año no hay mucha presión, pero sí muchos gigantes que buscan su título, el cual piensa revalidar en agosto en Berlín, Alemania, sede del mundial de atletismo.

Este año el “C3” se ve las caras con Dwigth Phillips, un rival, que según él, había quedado atrás en la carrera hace mucho rato.

Phillips viene de derrotar a Saladino en Oregon. Curiosamente el saltador norteamericano cuenta con 32 años, el año pasado no fue a las olimpiadas por lesiones, pero en el presente renace como el ave Fénix.

“No es lógico que él esté a ese nivel, a esta edad. Aunque lleva cinco pruebas este año, es muy sospechoso su sobrerrendimiento”, dijo Saladino mientras recorría la deteriorada pista del estadio Rommel Fernández.

El atleta agregó que Iván Pedroso, el mejor saltador de todos los tiempos, a esa edad (32 años), ya no estaba en competencia y este, que es uno más del montón, lo esté haciendo. “Si está utilizando alguna sustancia no me importa Eso se lo dejo a la WADA. Yo estoy entrenando duro para derrotarlo, donde sea y cuando sea”, exclamó el colonense.

En eso estaba el campeón cuando llegamos al estadio Rommel Fernández, entrenando, en medio de una estructura en remodelación y sin ningún tipo de seguridad.

Al preguntarle qué se sentía entrenar en condiciones extremas como en las que está el coliseo, el campeón señaló: “Normal. Me siento parte de la construcciones de la ciudad deportiva”, sentenció.

De manera irónica y con tono de chiste dijo que él es del guetto y entrena como sea. “Yo he entrenado así y peor, no me molesta para nada”.

TRABAJOS

Saladino se mantiene entrenando en la ciudad capital. El atleta reconoce que busca estar en las mejores condiciones físicas para su próxima prueba que será en Lausana, Suiza el próximo 7 de julio.

“En Panamá estoy buscando potencia en los saltos y precisión en la carrera”, dijo.

Explicó que su trabajo es supervisado por su entrenador, Neilo Moura, quien le ha dado todo el itinerario, hasta que regrese a Brasil, el próximo lunes 22 de junio.

Los entrenamientos de Saladino consisten en trabajo de pesas y pista de manera intercalada.

NO LE PREOCUPAN LAS FALTAS

Sobre la gran cantidad de faltas cometidas en las dos competencias pasadas, Saladino señaló que se trabaja en eso, pero no se puede detener sólo en ese aspecto, ya que hay que pulir otras cosas.

“Yo trabajo en eso, pero mi entrenador me dijo que no nos podemos detener a practicar exclusivamente eso”, señaló.

PIENSA EN EL RETIRO

Caminando hacia su automóvil, Saladino dijo que le queda muy poco tiempo en el mundo del deporte.

El campeón infirió que a los 29 años, luego de los Juegos Olímpicos de Londres, piensa en retirarse para tener una vida normal y más tranquila.

“Como todo ser humano quiero tener familia y sentarme a disfrutar lo que me he ganado en la vida. Por ahora voy sacar provecho del don que Dios me ha dado”, indicó.