Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Más Deportes

Toros ganan el clásico a Plaza

PANAMÁ. Cesó la lluvia. La cancha mojada del Nuevo Estadio (Rommelito), contiguo al Rommel Fernández, espera el enfrentamiento del Plaza...

PANAMÁ. Cesó la lluvia. La cancha mojada del Nuevo Estadio (Rommelito), contiguo al Rommel Fernández, espera el enfrentamiento del Plaza Amador y Tauro, tercero y cuarto en la tabla, respectivamente.

No queda ningún asiento libre. El público colmó el estadio.

En los primeros asientos, cerca a la entrada, los fanáticos del “equipo del pueblo” tiñen el paisaje de azul; en la otra mitad de las gradas, dividida por los policías, los “taurinos” cantan ansiosos.

Los relojes marcan las 8:00 de la noche, y los equipos saltan al campo de juego, seguidos del árbitro y sus asistentes. Antes del puntapié inicial, se realiza un minuto de silencio por el fallecimiento del ex presidente Manuel Solís Palma.

El árbitro, Jaffet Perea, pita el inicio del juego y ambas fanaticadas gritan al unísono.

EL CLÁSICO DE LAS FALTAS

Desde el inicio, Tauro fue quien tomó las riendas del juego, marcando los tiempos y moviendo el resbaladizo balón de lado a lado.

Los placinos, fieles a su juego de contraataque, esperaban bien plantados en defensa, rechazando cada balón que llegara al área.

Pasados diez minutos de juego, el encuentro se volvió trabado, con exceso de faltas por parte de ambos equipos, y con un árbitro que dejó las tarjetas en la casa. Las llegadas esporádicas al borde de las áreas, pero sin concretar el gol extraen el “”¡uuhh!” en forma de lamento de los hinchas.

Finalmente, el primer tiempo pasó sin pena ni gloria, donde se pitaron, fácilmente, más de 30 faltas y no hubo ningún amonestado.

La lluvia jugó su papel en el encuentro. Además de la característica velocidad de nuestro fútbol, el balón era difícil de controlar, y los pases filtrados iban al doble de velocidad.

Las emociones fuertes del juego llegaron todas juntas en la segunda mitad.

Plaza Amador salió con otra postura al campo de juego, lo que quedó plasmado en una jugada que terminó en un gol bien anulado por el línea.

Recién a los 72 minutos se escuchó el estremecedor grito de gol. Ricardo Amor conectó de cabeza y puso el 1-0 para Tauro. De allí en más, Plaza arriesgó más, tuvo dos bolas en el poste, pero sufrió el descuido en el fondo en el primer minuto de descuento cuando en un contraataque Jean Alberto McLean selló el 2-0 final.