20 de Feb de 2020

Más Deportes

Primera ronda de horror

PANAMÁ. La primera ronda del XLI Campeonato Nacional de Béisbol Juvenil fue un verdadero desastre a la defensa.

PANAMÁ. La primera ronda del XLI Campeonato Nacional de Béisbol Juvenil fue un verdadero desastre a la defensa.

Una friolera de 327 errores en 57 partidos, que se jugaron en la ronda regular, son la prueba más clara e irrefutable de que el nivel defensivo de los torneos juvenil va en descenso.

Según los registros de la Federación Panameña de Béisbol, los 327 pecados de este 2010 supera con autoridad la cantidad errores contabilizados en la misma fase durante los torneo 2007, 2008 y 2009, cuando se cometieron 242, 270 y 243 pifias, respectivamente.

COLÓN Y UN HERRERANO ENCABEZAN LA LISTA

Colectivamente la provincia de Colón encabeza la penosa lista de las provincias con más errores y el paracorto herrerano Rafael Molina fue el pelotero que más pecados de forma individual.

Los colonenses acumularon 47 errores y Molina lució mal en 10 ocasiones.

Para Roberto “Tito” Aizprúa, piloto de la selección de Veraguas, la gran cantidad de errores cometidos en esa fase se debe en parte a la juventud con la que los peloteros están subiendo a jugar en la categoría juvenil, sin todavía tener la madurez mental suficiente.