Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Más Deportes

El nuevo “cartel” del fútbol local

Increíble pero cierto, que tuvo que llegar a la dirección del Instituto Panameño de Deportes, alguien que confesó públicamente que no co...

Increíble pero cierto, que tuvo que llegar a la dirección del Instituto Panameño de Deportes, alguien que confesó públicamente que no conocía nada de deporte, pero sí de administración, para cuestionar y desafiar la “dinastía” del grupito que se ha constituido en dueños absolutos e “inamovibles” del fútbol panameño, ya que cambian las reglas de elecciones a su mejor conveniencia. Sus intensiones bien calculadas y claras de explotar económicamente el fútbol sin intenciones de una retribución justa al gobierno que hizo una inversión millonaria en la construcción de canchas sintéticas, ahora están siendo desafiadas, y se cuestionan sus “privilegios” en 3 administraciones de Pandeportes.

No voy a entrar a cuestionar la cuantía que debe ser, pero sí aplaudo la valentía de la “rookie” Doña Fary, de exigir un pago más justo de alquiler por el uso de los coliseos para el negocio del fútbol. Con un descaro inaudito, leí parte de las declaraciones del no muy bendito “AAA”, publicada por el colega Adán De Gracia Esmenjaud, en el diario Panamá América al decir: “La Fepafut es una asociación sin fines de lucro y nosotros hacemos el trabajo, hacemos el FAVOR de hacer deporte en Panamá, ya que Pandeportes no lo hace. Su misión es la de brindar los coliseos para la práctica de los deportes”. ¿Será que Ariel padece de amnesia, y se ha olvidado que dejó su profesión de abogado para hacer “super” del fútbol con los $,6,000.00 , sin incluir viajes, etc., al mes? El 10 de julio de 2009 el título principal de mi escrito leía: “Algo huele mal en Anaprof y Fepafut”. Subtítulo: “Anaprof es parte de la Fepafut, y está sujeto al Art. 15-C de la Ley 50, y para su venta el Art. 30 del “DE” 599”. Parte del contenido decía: “Hay que determinar la legalidad o no de la venta de los 10 clubes de Anaprof a la empresa Proyecciones Deportivas Nacionales, (Prodena), que preside “JCB”, por $20,000.00 C/U, y su gerente general es Ramón Cardoze”.

Agregué: “AAA” es un abogado conocedor de los “trucos legales”, y el surgimiento de la Liga Profesional de Fútbol, deja sin vida a Anaprof. En mi opinión para hacer ese negocio, primer se debió aprobar en Asamblea General, máximo organismo de la Fepafut, y contar con la aprobación de Pandeportes al tenor del Artículo 30 del Decreto Ejecutivo 599”. Veamos la publicación del lunes 25 de enero 2010 en la página 23A del diario La Prensa. Colgado: “Congreso extraordinario de la Federación Panameña de Fútbol: Título: Cardoze entra y Anaprof desaparece”. Parte del contenido: “Durante el Congreso se aprobó el presupuesto de ingreso y de egreso que está por encima del millón y medio de dólares”. Allí hablan no solo de la desaparición de Anaprof sino hacen referencia al fútbol profesional. Esto refleja la falacia de “AAA” de que la Fepafut es una asociación sin fines de lucro, porque es una sola familia, y una prueba irrefutable de que todos ellos juntos y con 23 votos, en adición de Ramón Cardoze que es el rostro de “AAA” en Prodena, y que gana $5,000.00 al mes , ahora es vocal de la Fepafut, y volverá a ser Sec. Gen. en las elecciones.

Todo lo que ahora ha salido a flote en el fútbol, no es una casualidad, sino un plan premeditado, desde que se aprobó la remodelación del aún interminable Estadio Rommel Fernández. El único error es que se les salió el “tiro por la culata”, ya que estaban seguros de que la abanderada “BH 09”, ganaría las elecciones y el “Emperador Ramón I”, quedaría como ministro de Deportes, y controlaría no solo la Ciudad Deportiva, sino todas las canchas sintéticas, etc. del país. Mañana seguiré con la entrevista que Luis Alberto Sierra, le hiciera a Ramón Cardoze en la edición 437 del Capital Financiero, donde confesó sus planes para estos coliseos. (continúa mañana).