Temas Especiales

29 de May de 2020

Más Deportes

Un consejo sano a Irving Saladino

Es asombroso que un hombre con serios problemas de credibilidad como el sempiterno presidente de la Federación Panameña de Atletismo, Dr...

Es asombroso que un hombre con serios problemas de credibilidad como el sempiterno presidente de la Federación Panameña de Atletismo, Dr. Ricardo Sasso, en busca de protagonismo, quiere aparentar ser el adalid de los mejores intereses de Irving Saladino. Como si estuviese padeciendo de una amnesia conveniente, se ha olvidado que hace algunos meses se quejaba de que no sabía absolutamente nada de este atleta ya que no se comunicaba con él. Ocultó que el motivo fue el contrato que firmó el 5 de octubre de 2006, junto a Saladino y Lucas Alemán, (patrocinador), con la ‘Internacional Tunderbird Gaming’ (Panamá), por $50,000.00, donde el atleta recibió 23 mil y la Fepat 27,000.00.

Según el Artículo 2º del Contrato, los 27,000.00 ‘serían utilizados por la Federación exclusivamente para el desarrollo del atletismo nacional y como apoyo del atleta’. Los presidentes de ligas provinciales de atletismo dijeron que vieron muy poco de ese dinero. Esto molestó a Saladino y se distanció de Sasso. Es un secreto el informe de los 27.000.00. Sasso está aprovechando la ‘ruptura’ de Saladino con su técnico brasileño para aparentar ser su gran aliado. Mantiene como su gran secreto el contenido de la Regla N° 19 de la IAAF sobre Representante de Atletas. Para el 2010, está registrado en la IAAF, que Ellen Van Langen de Holanda es el representante de Saladino. Pregunto: ¿Qué beneficios y apoyo recibe de esa representación? ¿Qué patrocinadores tiene y que beneficios recibe? Este servidor sí puede señalar que el representante de Usain Bolt es el irlandés Ricky Simms y recibe apoyo y beneficios para tirar al aire. Tyson Gay, (USA) está representado por Mark Wetmore, de USA, y también recibe un gran apoyo. ¿Así debe ser lectores?

Es llamativo que ahora cuando se habla de dinero, desde el padre de Saladino y hasta los que repiten todo han salido a la defensa del aún campeón olímpico de salto de longitud, lo que aplaudo y respeto. Pero lo que sí condeno es que jamás han usado, y dudo que usan, esa misma agresividad y energía para aconsejar a Saladino que debe volver a transitar por la vereda de la seriedad, ajena a las contradicciones, y retome la humildad que exhibía al inicio de su éxito y que todo cambió cuando Ramón Cardoze y el ex presidente Martín Torrijos lo convirtieron en una especie de Rey Momo y trofeo de publicidad, y lo peor, adueñándose de su triunfo. En los años 2006, 2007 y 2008, Saladino transitó por una bonanza económica. Incluso llegó a cobrar premio de $60,000.00 por un triunfo de unos cuantos minutos, lo que representa el salario de un año del DG de PanDeportes. El gran misterio ha sido y los es: ¿quién ha administrado sus ingresos? Ignoremos lo del dinero en estos momentos y veámoslo como un asunto estrictamente privado.

El atletismo es el único deporte que ha transformado la vida de muchos atletas y la de sus familiares a otra de bonanza económica, porque los triunfos se pagan con dinero y no medallas. Es el deporte donde sobran los buenos ejemplos de atletas que han combinado el deporte con los estudios y son modelos permanentes en sus países. Cito a Carl Lewis, un atleta muy superior a Saladino, que se desempeñó con disciplina y respeto dentro y fuera de la pista. Sergey Bubka, vicepresidente de la IAAF y futuro presidente, es otro buen ejemplo del atletismo. Frank Federicks, que preside la Comisión de Atletas del COI, es el ejemplo de un joven humilde de África que supo combinar con éxito los estudios con el atletismo. El panameño Kevin Daley, que muchos vieron en Panamá en octubre del 2009 como parte de los famosos ‘Harlem Globe Trotters’, combinó el deporte con los estudios y hoy posee un título en Sociología. Estoy seguro que eso es lo que deseamos todos para Irving Saladino.