La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Más Deportes

Blackman, el primer latino en la NBA

Los registros del panameño aún persisten entre los latinos que pisaron las canchas donde se juega el mejor baloncesto del mundo

Hace más de dos décadas, la presencia latina en la NBA era nula. La liga estadounidense, pese a ser la mejor del mundo, no tenía en sus equipos jugadores latinoamericanos.

Eso cambio en 1981. Ese año, los Dallas Mavericks reclutaron a un espigado moreno de nombre Rolando Antonio Blackman. En ese momento, los medios de prensa en los Estados Unidos se hacían eco de ‘el panameño'.

ALGO DE HISTORIA

Rolando Blackman nació en la ciudad de Panamá el 26 de febrero de 1959, sus padres emigraron a Brooklyn, Nueva York, cuando el chico tenía solo ocho años de edad.

En sus años de colegial, comenzó a llamar la atención por dos razones muy básicas: era alto y sabía conducir el balón.

Tales características convencieron a reclutadores de talento de Kansas City para picarlo directamente desde el colegio William E. Grady de Brooklyn.

Algunas notas de la época relatan los señalamientos del entrenador de Kansas City, Jack Hartman, quien vio en el nacido en Panamá enorme potencial para llegar hasta la NBA.

En 1980, Blackman se destacó como uno de los mejores jugadores colegiales, siendo nombrado como el mejor jugador de la ‘Big Eight Conference', pasaporte directo al ‘All American', donde se ubican los mejores jugadores de baloncesto universitario en los Estados Unidos.

Un hecho marcó el camino del panameño. Los Estados Unidos se preparaba para participar en los Juegos Olímpicos que se celebrarían en la entonces llamada Unión Soviética; sin embargo, la decisión de boicotear la justa le impidió convertirse en jugador estadounidense, y mantener, por otro lado, la doble nacionalidad.

UN JUGADOR DESTACADO

Rolando Blackman jugó desde la temporada de 1981 en la NBA

  • 22  número que el panameño utilizó en su camiseta, jugando para los Dallas Mavericks. El equipo retiró este número, en reconocimiento por el trabajo que desplegó para la franquicia.
  • 18.5 puntos por partido anotó en su carrera los Mavericks y los Knicks de Nueva York, siendo uno de los mejores -hispanos en la NBA.

EL PROFESIONAL

Los Dallas Mavericks le montaron un seguimiento a Blackman desde sus años en Brooklyn.

Pasó desapercibido en el año de reclutamiento, cuando los primeros en adquirir equipo fueron Joe Barry Carrol, Darrel Griffin y Kevin McHale, este último, uno de los históricos con los Boston Celtics.

Los Mavericks estaban en plena expansión, tenían los recursos para invertir y estaban decididos a ser protagonistas en la NBA y Blackman era parte importante de este plan.

Después del pique de Blackman, Dallas reclutó a Mark Aguirre como primera selección universitaria en 1981.

Así nació una asociación que le dio grandes satisfacciones a la organización, aunque nunca un campeonato de conferencia o algún viaje a la final de la liga.

Dallas hilvanó grandes campañas con Blackman en juego entre las temporadas de 1983-1984, hasta 1987-1988. En esos años, la maquinaria que encabezaban ‘Magic' Johnson, Kareem Abdul Jabbar, Michael Cooper y James Worthy le impidieron al panameño avanzar más allá.

LATINO DESTACADO

Rolando Blackman encabezó todas las estadísticas reservadas a los jugadores hispanoamericanos por muchos años, hasta la llegada del español Pau Gasol, quien es dueño de casi todos esos registros.

Sin embargo, a pesar de haberse retirado en 1997, su nombre sigue apareciendo en el exclusivo listado de canasteros de habla hispana que han pisado las duelas donde se juega el mejor baloncesto del mundo.

Blackman es segundo entre los hispanoamericanos en puntos anotados, partidos jugados, tiros libres encestados y minutos jugados; además es tercero en robos de balón y cuarto en asistencias.

Los Dallas Mavericks retiraron su número (22), para que ningún otro jugador pueda lucirlo, mientras el equipo esté vigente.

Desde el año pasado, el miembro del Salón de la Fama del baloncesto colegial de los Estados Unidos, un honor tan trascendental, que otros grandes jugadores de la NBA no han alcanzado, pese a sus grandes carreras profesionales.

Además de los Mavericks, donde actualmente ocupa un cargo en la oficina de desarrollo y reclutamiento, jugó para los Knicks de Nueva York, y continuó su carrera en el AEK de Grecia, Olimpia Milano de Italia y CSP Limonges de Francia.

Rolando Blackman dejó muchas cosas como canastero de raíces latinas, que a pesar de los años que tiene de retirado, permanecen todavía vigentes en la NBA.