Panamá,25º

22 de Nov de 2019

Más Deportes

Zverev da la sorpresa y elimina a Murray

En marzo de 2015, Zverev estaba situado en el puesto 1.067 del mundo debido a múltiples lesiones: rotura de muñeca, hernia discal

El alemán Mischa Zverev, 50 del mundo, terminó por descabezar el Abierto de Australia al derrotar este domingo al número uno del mundo, el británico Andy Murray, y alcanzar sus primeros cuartos de final de un Grand Slam.

Unos días después de que el uzbeco Denis Istomin acabara con el número dos, el serbio Novak Djokovic, Zverev logró la victoria más importante de su carrera al vencer a Murray, por 7-5, 5-7, 6-2 y 6-4, en tres horas y 34 minutos.

En marzo de 2015, Zverev estaba situado en el puesto 1.067 del mundo debido a múltiples lesiones: rotura de muñeca, hernia discal, fractura de costillas, pero iluminado por el potencial de su hermano menor comenzó su ascenso.

‘TODO ES NUEVO PARA MI, JUGAR CONTRA ROGER SERIA UN SUEÑO'

MISCHA ZVEREV,

TENISTA ALEMÁN

"Mi hermano siempre mi inspira", dijo sobre la pista tras acabar con Murray. "Todo es nuevo para mi, jugar contra Roger seria un sueño porque es mi jugador favorito", añadió Mischa sobre la próxima ronda, si es que el suizo vence al japonés Kei Nishikori.

Precisamente, lo que no pudo conseguir su hermano Alexander ante el español Rafael Nadal, el acceso a los cuartos de final, lo logró el mayor de la saga, con un tenis punzante, agresivo en la red, lanzándose al ataque con servicio-volea, moviendo al número uno con un preciso y delicado revés cortado, y atacando al resto sin contemplaciones.

Posee Mischa un tenis basado en su instinto atacante, como gusta al publico australiano, que añora las voleas de Pat Cash y Patrick Rafter, un tenis casi olvidado, tapado ahora por la fuerza bruta y el saque bestial.

El alemán subió a la red en 118 ocasiones, ganando 65 puntos en su ataque feroz, y quebró ocho veces el servicio de Murray.

El propio Alexander contempló desde la grada la ejecución de Murray en la Rod Laver Arena, meditando quizás como si él hubiera tenido la volea de su hermano mayor, podría haber cambiado el resultado del épico encuentro contra Nadal el día anterior.