La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Más Deportes

¿Están listos para perder los Cavaliers?

La serie se traslada a Cleveland, luego de dos aparatosas derrotas en Oakland. LeBron James se vio superado por el dúo Durant-Curry

Sentado en el banquillo de los Cleveland Cavaliers, con la mirada puesta en la nada, LeBron James observó los últimos dos minutos y medio del partido del domingo último en la arena Oracle, una derrota 132-113 ante Golden State Warriors, otra dura pérdida que deja 0-2 en su contra la serie por el campeonato de la NBA.

James reflejaba en su rostro todas las frustraciones por no haber podido hacer nada para evitar la derrota de su equipo.

UNA SERIE SIN UN BALANCE

Los Warriors han hecho un monólogo de buen baloncesto contra los Cleveland Cavaliers

39

puntos entre los dos partidos ha sido la amplia diferencia lograda por Golden State en sus triunfos.

Sus 29 puntos, 11 rebotes y 14 asistencias, octavo triple doble de su carrera en postemporada, fueron insuficientes para contrarrestar el empuje de un hambriento Kevin Durant y del excelente juego de Stephen Curry, quien lo ridiculizó con un soberbio manejo de balón en un encuentro cara a cara, que terminó con una bandeja imparable para ‘El Rey'.

Kevin Love anotó 27 puntos y Kyrie Irving aportó 19 para los ‘Cavs'; sin embargo, la banca no respondió como se esperaba, igual que en el primer partido.

En cambio, Durant jugó 41 minutos anotando 33 puntos para los Warriors, mientras que Stephen Curry logró su primer triple doble en postemporada, con 32 puntos 10 rebotes y 11 asistencias.

¿ES EL FIN DE LOS CAVS?

Tras la dura pérdida, muy pocas habría que decirle a un puñado de profesionales del baloncesto.

‘Tenemos que ser mejores de lo que hemos sido', señaló James.

¿Y cómo poder ser mejores, cuando se ha sido superado tan ampliamente?

La única forma es apreciar qué fue lo que sucedió en los dos partidos perdidos tan aparatosamente.

‘Hay que ver qué hicimos, cómo lo hicimos y qué cosas tenemos que corregir', destacó el entrenador de los Cavaliers, Tyrone Lue.

Golden State fue una máquina de anotaciones, destapando sus herramientas ofensivas en la segunda parte de cada uno de los dos encuentros.

En el Quicken Loans Arena de Cleveland, LeBron James tratará de responder en una serie cuyo desbalance es notorio.