La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Más Deportes

Los Warriors buscarán la barrida y hacer historia

Golden State podría convertirse en uno de los mejores equipos que haya jugado en la NBA. Hoy es el cuarto juego en Cleveland

Draymond Green (i) es asediado por Kyrie Irving, en pasaje del juego 3 de la final de la NBA.

Los Golden State Warriors podrían coronar esta noche una nueva e histórica temporada.

Un triunfo más sobre los Cavaliers de Cleveland, colocará a este equipo como el único en la historia de la NBA en ganar todos sus partidos de postemporada, además de alcanzar su segundo campeonato en las tres últimas campañas.

Los Cavaliers podrían haber sellado su suerte en el tercer partido del miércoles en la Quicken Loan Arena de Cleveland, pero una vez más mostraron que su personal, aunque jugando el mejor baloncesto de toda la postemporada, fue incapaz de someter a los visitantes.

Una vez más, LeBron James se puso al equipo sobre sus espaldas, teniendo a Kyrie Irving jugando otro gran partido ofensivo; sin embargo, Kevin Love no respondió al encestar solo nueve puntos y lucir tocado de su tobillo izquierdo.

UN DÍA DECISIVO

Golden State podría coronarse esta noche.

3-0

marcha la serie en favor de los Warriors. Hoy se juega en Cleveland.

JR Smith respondió a la titularidad con 16 puntos, pero el resto de los Cavaliers casi no aportó a la causa.

La banca del equipo solo anotó once puntos, mientras que el técnico Tyrone Lue no usó a cuatro jugadores.

Deron Williams jugó solo cuatro minutos y Kyle Korver aportó ocho puntos, sin mayores consecuencias.

¿QUÉ SUCEDIÓ?

A diferencia de los Cavaliers en el tercer encuentro, para Golden State la banca resultó eficiente; su técnico Steve Kerr usó a todos sus jugadores disponibles, con una banca que aportó 23 puntos, ponderando el trabajo de Andre Iguodala, quien estuvo 30 minutos en la duela, produciendo siete puntos, tomando cinco rebotes, dando cuatro asistencias, robando cuatro balones y poniendo un bloqueo.

Además, Kevin Durant volvió a plantar cara con 31 puntos y ocho rebotes, mientras que Stephen Curry coló 26 unidades y tomó trece tableros; además, la aportación de Klay Thompson fue determinante, con sus 30 puntos.

Golden State superó a Cleveland 44-37 en rebotes y 29-17 en asistencias, con 18 pérdidas de balón para los Warriors por 25 de sus contrarios.

¿TERMINARÁ HOY?

A juzgar por la forma en que están jugando, se diría que esta noche terminará la final de la NBA, con victoria por barrida de los Warriors.

Sin embargo, Steve Kerr no es capaz de cantar victoria aún, teniendo en cuenta que en realidad, Golden State aún no ha ganado nada.

‘El de hoy (miércoles) ha sido nuestro mejor partido, en términos de nuestra habilidad para seguir allí, cuando parecía que nada iba a nuestro favor', destacó.

Esa ‘habilidad' es altamente destacable en Kevin Durant, cuyo enfoque por un campeonato mantiene a todo el equipo dentro del objetivo establecido desde que se perdió la serie de la pasada temporada ante Cleveland.

Durant anotó 14 puntos en el último cuarto en el tercer partido, aporte que ha sido similar y determinante en toda la postemporada y con énfasis en esta serie ante los Cavaliers, con un promedio de 40 minutos en cancha, 34 puntos, nueve rebotes y cinco asistencias.

Los Cavaliers no han podido detener a Durant; lo que inevitablemente lleva a la conclusión de que esta noche podría ser histórica para la NBA, a menos que LeBron James y lo que queda de su tropa sea capaz de reaccionar al menos por un partido que cambie la mentalidad del equipo, cuando más lo necesita.