Temas Especiales

23 de May de 2022

Más Deportes

Atinado mensaje de Rubén Blades a la Fepafut

Aconseja (quizás en vano) que los fondos para gastos del Mundial de Rusia 2018 sean auditados

Confieso que como estudiante del profesor Rubén Darío ‘‘Chinchorro” Carles (q.e.p.d) en la Universidad de Panamá, con aspiraciones de obtener título de licenciado en Ciencias Económicas con especialización en Contabilidad, todos los compañeros estábamos obligados a estar bien informados de la reunión en Punta del Este, Uruguay, convocada por el entonces presidente de USA, John F. Kennedy, bajo el nombre de ‘La Alianza para el Progreso', una ayuda ‘económica, política y social' para América Latina efectuada entre 1961 y 1970, en una recepción en la Casa Blanca para los embajadores de los países latinoamericanos. El cálculo fue que duraría diez años. Era una inversión de 20,000 millones de dólares. Su fuente financiera sería de USA, por medio de sus agencias financieras multilaterales (BID) y otros.

Pese a los elogios a esta iniciativa, los dirigentes de muchos países latinos se molestaron por algunos pronósticos de que sería un FRACASO por la ‘‘deshonestidad” natural de estos dirigentes. Los momentos actuales afirman lo dicho. Debemos recordar que en 1954 USA retornó a su política de intervención directa, y uno de sus blancos fijos era Cuba. En América Latina fueron derrotados gobiernos constitucionales, y se cambiaron o pospusieron elecciones que podrían ser ganadas por candidatos sobre lo que pesaba la sospecha de ser comunistas. Otro punto era que estaba de por medio la inclusión de la Reforma Agraria, y esta Alianza atentaba contra los intereses de las élites criollas (estamos frente a un caso parecido), en el área andina que eran latifundistas; además del requerimiento de un cambio social, lo cual acabaría con la servidumbre y convertiría a la masa en gente y/o en obreros calificados.

Antes de su asesinato, Kennedy, molesto por lo señalado, envió este mensaje que fueron palabras que ‘se llevó el viento'. Dijo: ‘En la vida democrática no debía haber lugar para instituciones que beneficiaran solo a unos pocos, y que deberían realizarse cambios profundos como la Reforma Agraria, el mejoramiento de la educación y la vivienda'. Tras su muerte, sus sucesores limitaron la ayuda financiera, con acuerdos bilaterales, en los que incluían la cooperación militar.

Esta perorata extensa, en donde vemos que un número considerable de países latinos, que incluye a Panamá, están involucrados en el escándalo de recibir coima de la constructora brasileña Odebrecht, y el célebre Ariel Alvarado, que fue presidente de la Fepafut, está tras las rejas, al estar entre los dirigentes latinos corruptos de la FIFA. Pese a que ayudó al ascenso del actual titular de la Fepafut, Pedro Chaluja, y su antes inseparable ‘VP' Ramón Cardoze, que nombró de su representante el Prodena, no lo ha involucrado en su acusación de corrupto.

Por esa credibilidad muchas veces cuestionada de la Fepafut, merece la atención de todos las palabras de Rubén Blades en una entrevista del colega Víctor Bárcenas, en la página 26 de Mi Diario del domingo 15 de octubre de 2017 con un colgado: ‘Blades dice que el dinero para el mundial debe ser auditado'. Título principal ‘Cero maleantería'. Parte del contenido: ‘Los directivos de la Fepafut no deben viajar (a Rusia) con esposas, novias, familiares y amigos, ni hospedarse en hoteles de lujo. El dinero debe destinarse a los que juegan y sus familiares. Si los directivos lo desean, pueden utilizar sus propios recursos para llevar a terceros, no los del Estado'. Pregunto. ‘¿Los fondos públicos que van a la Fepafut se auditan? Los fondos públicos para gastos del Mundial de fútbol deben ser auditados'. Lo que me preocupa un poco más es esa actitud de la Fepafut de vender boletos que me hace recordar ese grito del dirigentes estudiantil Marco Alarcón, de ‘ahora o nunca', en la histórica huelga contra la Reforma Educativa en 1970.

Da la impresión de que los de la Fepafut están viendo este momento largamente esperado, y para Rusia 2018, cayó como ‘‘maná del cielo” y han incursionado en la venta de boletos al público para el ‘CM'. Este servidor tuvo la dicha de estar en Moscú, Rusia, en la 112° Sesión en julio del 2001, en donde Juan Antonio Samaranch, elegido presidente del COI desde 1980, hasta el 16 de julio de 2001, donde en la Sala de Congresos del Centro Mundial de Intercambios de Moscú, fue elegido el cirujano belga, Jacques Rogge, el 8º presidente del COI, en la 2ª vuelta donde obtuvo 59 votos, contra 23 de Kim Un.Yong, y 22 de Richard Pound. El resultado fue anunciado en el histórico Salón de Columnas de la Casa de Uniones de Moscú. Rusia no es nada de barato, allí se habla el USD. En el 2001, el traslado del Aeropuerto Internacional de Sheremetyevo de Moscú a un hotel costó $75.00. Seguiré dando detalles el lunes 23.

COCTEL DEPORTIVO