La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Más Deportes

Estrellas sobre la duela

Con un formato inédito, la NBA apuesta este año a darle un vuelco al partido de Estrellas, a fin de hacerlo un evento atractivo y más competitivo que antes

El Juego de las Estrellas de la NBA puede ser considerado único y quizás ‘irrepetible' en su versión número 55.

Hoy, en el Staples Center de Los Ángeles, no habrá un encuentro entre los mejores jugadores de la Conferencia Este y los de la Conferencia del Oeste; sucederá que para este encuentro, el formato tradicional del choque entre conferencias cambió radicalmente; ahora, el encuentro será un partido entre dos equipos que han formado dos capitanes, que resultaron los dos jugadores más votados por los aficionados: LeBron James y Stephen Curry.

Ambos estelares de los Cavaliers de Cleveland y los Warriors de Golden State, respectivamente, se han repartido a los jugadores que quedaron debajo de ellos en la votación.

Así que Kevin Durant no será compañero de Curry como lo es en los Warriors, porque fue picado para jugar en el equipo de James; y a manera de desquite, James Harden lucirá la franela del equipo que lidera Curry.

De este manera, se verá a Russell Westbrook, el último MVP de la liga junto a Durant, una sociedad que se terminó cuando Kevin optó por buscar un campeonato, que logró con los Warriors.

También se podrá apreciar a Jimmy Butler y Karl-Anthony Towns jugando del mismo lado que la súper estrella de los Warriors.

MUCHAS LESIONES

Por desgracia para los fanáticos, algunos de los elegidos inicialmente por los aficionados para acudir a la cita estarán ausentes, debido a las lesiones, algunas de muy malas perspectivas futuras, como es el caso de DeMarcus Cousins, Kevin Love, John Wall, Kristaps Porzingis, Malcolm Brogdon, Aaron Gordon o Lonzo Ball.

Así que tanto James como Curry han recurrido a lo mejor del talento de la liga que se encuentra hábil para jugar en el estelar partido.

CURIOSIDADES

Cada año, el Juego de Estrellas de la NBA ofrece cosas diferentes, y en el de este 2018, comenzando por el nuevo formato.

Hay, sin embargo, otras curiosidades dignas de resaltar, pues se convierten en hechos notables al ponerse en perspectiva.

Por ejemplo, Larry Nance Jr competirá en el torneo de donqueos, 34 años después que lo hiciera su progenitor, del mismo nombre, jugando para Phoenix Suns.

De por sí, esa ya es un hecho histórico, pero si le sumamos que Nance padre fue el primer ganador de este certamen en 1984, que su hijo logre la hazaña lo convertirá en un momento muy especial.

Por primera vez en la historia de este encuentro, habrá presencia de medios de prensa de 44 países; además de que el partido será transmitido en directo a 215 países y territorios alrededor del mundo, en 50 lenguas diferentes.

La celebración del Fin de Semana de las Estrellas tendrá además un importante ingrediente económico, pues se tiene previsto que se genere un movimiento de 116 millones de dólares, repartidos en $26 millones que se quedarán en la ciudad de Los Ángeles, y $90 millones generados por los gastos que realizarán los visitantes en concepto de alojamiento, alimentación, transporte y bebidas; esto, gracias a un estudio realizado por la firma consultora y de investigación Micronomics.

La NBA apuesta por que el formato escogido resulte. Y el baloncesto espera que este fin de semana reconstituya la liga y todo lo que la rodea.

‘El Juego de Estrellas tendrá el atractivo que todos esperamos'.

ADAM SILVER,

COMISIONADO DE LA NBA