La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Más Deportes

Alonso regresa, de nuevo, en Florida: en las 1.000 Millas de Sebring

Alonso, de 37 años, 17 de ellos brillando para España en la Fórmula Uno, de la que se despidió  a finales de noviembre, en Abu Dabi

Ferndando Alonzo.

El español Fernando Alonso, que acaba de hacer historia al convertirse en el único campeón mundial de F1 que, tras haber ganado las 24 Horas de Le Mans (Francia), se anota también las 24 Horas de Daytona (EEUU), afrontará su próxima prueba del año de nuevo en Florida, donde en marzo correrá las 1.000 Millas de Sebring, siguiente cita del Mundial de Resistencia (WEC).

El doble campeón del mundo asturiano de Fórmula Uno, que el pasado domingo se ajustó en la muñeca el Rolex de oro que acredita a los ganadores de las 24 Horas de Daytona, volverá a competir el próximo 15 de marzo en otro circuito de Florida, la legendaria pista de Sebring. Donde, a bordo del Toyota TS050 Hybrid, intentará ampliar su ventaja al frente del Mundial de Resistencia (WEC), que lidera junto al suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima.

Alonso, de 37 años, 17 de ellos brillando para España en la Fórmula Uno, de la que se despidió (al menos, momentáneamente) a finales de noviembre, en Abu Dabi; se exhibió de nuevo el domingo -bajo el diluvio y en seco; de día y de noche- en Daytona, donde fue el principal artífice de la victoria del Cadillac del equipo Wayne Taylor Racing que integró junto al estadounidense Jordan Taylor, el japonés Kamui Kobayashi y el holandés Renger Van Der Zande.

Las 1.000 Millas de Sebring serán importantes para la resolución del Mundial de Resistencia, el segundo gran objetivo del año para el astro astur; que el próximo 26 de mayo disputará las 500 Millas de Indianápolis, también en Estados Unidos, con miras a convertirse -tras haber ganado el Gran Premio de Mónaco de F1 y las 24 Horas de Le Mans- en el segundo piloto de la historia en ganar la 'Triple Corona', después del inglés Graham Hill, fallecido en 1975, a los 46 años, en accidente de avioneta.

Alonso debutó en el WEC con victoria en las Seis Horas de Spa-Francorchamps (Bélgica), antes de festejar junto a Buemi y Nakajima un histórico triunfo para Toyota en las 24 Horas de Le Mans. En Silverstone (Inglaterra) ganó, pero fue descalificado junto al otro coche de la escudería japonesa, ganador en las Seis Horas de Fuji (Japón) y las de Shanghái (China), donde el ovetense y sus compañeros se tuvieron que conformar con la segunda plaza.

Fernando y sus colegas lideran el WEC con 102 puntos, sólo cinco, ahora, sobre el otro Toyota, el del argentino José María 'Pechito' López, el inglés Mike Conway y el japonés Kobayashi, con el que el astur compartió victoria el domingo en Daytona.

Motivo por el que la próxima prueba, en Sebring -donde Alonso se llegó a plantear 'doblar' y participar también en la prueba del IMSA que allí se disputa-, será fundamental para que no se complique un certamen en el que, en su primera 'Súper-temporada', se repetirán las Seis Horas de Spa -el 4 de mayo- y las 24 de Le Mans, que cerrarán el WEC el próximo mes de junio (días 15 y 16).

Febrero será mes de test varios. El primero, presumiblemente, a principios y en Alcañiz (Teruel) o en Portimao (Portugal), con Toyota. Sin haberse confirmado fecha, parece muy probable que a finales de mes ruede con el McLaren en los entrenamientos de pretemporada de F1 en Montmeló (Barcelona). Y, si acepta la invitación de Nasser Al-Attiyah, último ganador del rally Dakar -otro objetivo futuro del genio astur-, probaría las dunas próximas a la casa del campeón catarí.