Panamá,25º

06 de Dec de 2019

Más Deportes

Dos medallas de bronce, y un clamor al unísono

Myriam Roper y Héctor Cención, ganadores del bronce en los Juegos Panamericanos de Lima piden a las autoridades deportivas un mayor apoyo

Héctor Cención fue noticia en los primeros meses de este año. Y Miryam Roper, buscó por todos los medios un espacio para mostrar su calidad.

Ambos lograron sus objetivos en distintas disciplinas deportivas. Cención obtuvo la medalla de bronce en la modalidad de kata masculina del karate en los Juegos Panamericanos de Lima, 2019.

‘He dejado muchas cosas por estar en estos juegos. Entrené en la casa de mi entrenador en Penonomé, porque no tengo un sitio adecuado donde hacerlo. Fruto de todo esto, aquí está la medalla',

HÉCTOR CENCIÓN

MEDALLA DE BRONCE EN KARATE

Roper se colgó la medalla de bronce en el judo femenino, categoría de los 57 kilos, con la certeza de que pudo haber estado más arriba en el podio panamericano.

Ambos tuvieron en común, además del metal bronceado, un llamado que ya es más que conocido, pero con una medalla producto del esfuerzo y el sacrificio en los entrenamientos.

‘He dejado muchas cosas por estar en estos juegos. Entrené en la casa de mi entrenador en Penonomé, porque no tengo un sitio adecuado donde hacerlo. Fruto de todo esto, aquí está la medalla', destacó.

El atleta de solo 20 años de edad fue el más joven de la competencia de karate, modalidad kata, de los Juegos Panamericanos 2019. Su trabajo mereció elogios, incluso, del multicampeón y experimentado karateka venezolano, Antonio Díaz.

Cención agradeció a la Policía Nacional por apoyarle en su preparación, al Comité Olímpico de Panamá y Pandeportes, además de todos aquellos panameños que le tendieron una mano para apoyarlo, cuando en un momento hizo pública su necesidad de obtener respaldo para seguir compitiendo.

‘La confianza de todos los que me apoyaron y creyeron en mí se traduce en esta medalla; pero no termina aquí, miro hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y allí quiero estar representando a Panamá', indicó Cención.

Roper: ‘hay que seguir apoyando'

Miryam Roper cree que pudo haber estado más arriba en el podio de los Juegos Panamericanos; su medalla de bronce, no obstante, es un premio al trabajo y la oportunidad de representar a Panamá, el país donde nació su padre.

‘Es bastante complicado para mí, porque vivo en Alemania. Cuando salga de Lima, tendré unas tres semanas para prepararme para el campeonato mundial. Es un sacrificio que hago con mucho gusto por Panamá y para alegría de los panameños', destacó Roper.

Al igual que Cención, la judoca siente que es necesario aportar más recursos al deporte y a la producción de atletas en Panamá, del que dijo ‘es un país tan bendecido por el talento de sus atletas'.

Por dos vertientes distintas, Héctor Cención y Miryam Roper le dieron a Panamá nuevas alegrías, confiando en que los días por venir le darán una cara muy distinta al deporte panameño, que se alista para organizar los XXIV Juegos Centroamericanos y del Caribe en el año 2022.