Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Economía

Panamá ante la OCDE

A plaudo la manifiesta intensión del nuevo gobierno de iniciar posibles negociaciones con la OCDE sobre el tema de regímenes fiscales bu...

A plaudo la manifiesta intensión del nuevo gobierno de iniciar posibles negociaciones con la OCDE sobre el tema de regímenes fiscales buscando llegar a acuerdos que eviten la doble tributación, es decir, que las personas y las empresas operando en Panamá y otros países no sean objeto de cargos fiscales en ambas jurisdicciones o se busque una fórmula que mitigue el impacto de la doble tributación.

Es un buen comienzo para nuestras nuevas autoridades financieras.

¿Que es la OCDE? Pues, OCDE, por sus siglas en inglés, es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico compuesta por 30 países que incluye a todos los países más ricos del mundo; lo que para muchos la convierte en el “Club de los Países Ricos”. Esta organización es heredera de la que administró el famoso plan de post- Segunda Guerra Mundial para la reconstrucción de Alemania conocido como el Plan Marshall. Tiene su sede en París.

Como grupo representan el 70% del comercio mundial. En pocas palabras, la OCDE es el grupo de presión económica más fuerte del mundo. Desde Roma, donde me encontraba, aconsejaba privadamente a mis amigos y colegas de evitar tomar una posición intransigente ante las realidades del “Nuevo Orden Financiero” que surgirá de esta crisis.

Las evidencias son claras: países como Suiza, Liechtenstein, Luxemburgo, históricamente defensores de los regímenes fiscales especiales y del sigilo bancario, han tomado la vía de la negociación.

Me temía que de no hacerlo nosotros podríamos quedarnos solos enfrentándonos a los países ricos y poderosos. Las presiones serían extremas y podrían tener consecuencias económicas y sociales serias.

Sugería a mis amigos empezar a elaborar estrategias de negociación que nos permitiría mantener en alto grado nuestras ventajas competitivas.

Panamá anta la OCDE sola, sin apoyo de países poderosos, tiene pocas probabilidades de ganar, especialmente cuando países como Suiza, Luxemburgo y otros están cediendo ante las presiones de la OCDE.

Dígame usted si no tiene sentido negociar con estos señores. En buen panameño: ¿qué chance tenemos de enfrentar con posiciones intransigentes al Club de los Ricos? Con lo cual no quiero insinuar que debemos claudicar, ¡Eso no! Debemos defender a toda costa lo mejor de nuestro sistema y nuestros derechos soberanos, pero con un espíritu pragmático prudente ante las realidades del “Nuevo Orden Financiero”.

De nuevo reitero, es un buen comienzo; pero la cosa no termina allí. El gobierno ha expresado que no negociará sobre el tema de intercambio de información financiera. Este se tema asocia con los llamados paraísos fiscales que hasta el Papa critica. No se necesita ser profeta para vaticinar que la OCDE seguirá insistiendo en él, pero acepto que es un asunto mucho más complicado de resolver, pues envuelve nuestro derecho soberano de escoger el sistema fiscal que más nos favorece. Veremos los acontecimientos.