Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Economía

Resucitan las Bolsas

COLOMBIA. E sta semana será de ingrata recordación en Wall Street y en las principales plazas bursátiles del mundo. Hace un año, el 15...

COLOMBIA. E sta semana será de ingrata recordación en Wall Street y en las principales plazas bursátiles del mundo. Hace un año, el 15 de septiembre, colapsó Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión más grande de Estados Unidos y una de las instituciones financieras más antiguas del planeta (fundada en 1850).

Esta quiebra fue el detonante de la crisis financiera que finalmente se tradujo en la peor recesión de la economía global desde la Gran Depresión de los años 30.

Días posteriores a la caída de Lehman Brothers se desencadenó una ola de pánico. Los inversionistas huyeron en estampida de los mercados, las Bolsas cayeron como castillos de naipe y el valor de las grandes corporaciones se fue al piso.

Pero, por fortuna, fuera del ingrato recuerdo, hoy se respira un clima de mayor tranquilidad.

Una vez los analistas constataron que no habrá otra Gran Depresión y que el vaticinio de un colapso mayor no se ha cumplido, poco a poco se ha ido enfriando la temperatura de los mercados.

¿INDICIOS DE RECUPERACIÓN?

El entorno económico ha cambiado. Los inversionistas están regresando con su dinero, y las Bolsas comenzaron a mostrar ganancias.

Eso está ocurriendo en todas partes. En lo que va corrido del año, el mercado accionario ruso se ha elevado 58%, la Bolsa china ha subido 41%; la de Shanghai, 57%, y la de Tokio acumula una valoración del 15%.

En Europa los mercados accionarios de Alemania y Francia ya van ganando un 12% y Londres 9%.

Los índices de Wall Street, el epicentro de la crisis, acumulan importantes valorizaciones: el Dow Jones ha crecido 7.5%, y el S&P 500, que mide la evolución de las 500 mayores empresas de Estados Unidos, un 12.5%.

Las grandes corporaciones que cayeron como piezas de dominó están recobrando su valor, aunque lentamente. Las acciones han rebotado desde sus mínimos en marzo de este año. Por ejemplo, la acción del Citigroup, que descendió a 0.97 de dólar, se cotizó la semana pasada a 4.67. Este gigante financiero llegó a valer la increíble suma de 13.000 millones de dólares. Hoy llega a 52.000 millones, todavía considerado muy bajo.

La acción de General Electric bajó a 5.73 dólares y ahora se negocia a 14.7 dólares; la aseguradora AIG, que enfrentó el peor escándalo de su historia, también ha comenzado a salir a flote: de 6.60 dólares por acción pasó a 37 dólares.

La del Bank of America, que fue una de las acciones más golpeadas, se cotizaba en febrero a 2.53 dólares y hoy está en 17.11.

ME JORAN LAS BOLSAS LATINAS

El panorama también es más positivo para las Bolsas latinoamericanas.

Se destacan los casos de Perú, con un crecimiento del 96%; Brasil, con el 51%, y Argentina, con el 66%. La Bolsa de Colombia ha ganado 40%.

Ante estos notables aumentos no han faltado quienes se pregunten si hay riesgos de una burbuja especulativa que reviente y dé al traste con la recuperación.

Para Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, no hay elementos para pensar que se trata de una burbuja, pues esta se origina cuando hay una sobrevaloración de las compañías.

“Acá lo único que está pasando es que se está recuperando lo que se perdió el año pasado”, dijo. De hecho, en la región, las Bolsas que más se hundieron el año pasado son las que más han ganado en 2009. La noticia de que los mercados se están recuperando es buena. Con ello no sólo ganan los grandes inversionistas, también el ciudadano de a pie. De hecho, los afiliados a los fondos de pensiones han tenido en lo que va corrido del año rendimientos que superan los 10 billones de pesos, que han sido abonados a sus cuentas, y esto se explica por la mejoría del mercado.

Ahora bien, si, como dicen los expertos, el mercado de capitales es el mejor termómetro de la actividad económica de cualquier país, el repunte que se está ob servado da señales muy alentadoras de que lo peor de la crisis ya pasó, así todo el mundo sepa que la recuperación será lenta.