Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Economía

Bananeros exigen pronta respuesta

PANAMÁ. El tiempo sigue en contra de Coosemupar. Hoy los representantes sindicales se reunirán para definir las acciones que tomarán en ...

PANAMÁ. El tiempo sigue en contra de Coosemupar. Hoy los representantes sindicales se reunirán para definir las acciones que tomarán en los próximos días, para presionar al gobierno a tomar una decisión.

Y la decisión estriba en quién sería el nuevo productor o los nuevos productores de cinco mil hectáreas que otrora se han utilizado para el cultivo del banano, pero en este momento el cultivo languidece y hay al menos 2,800 trabajadores desocupados.

El dirigente sindical Simón Lezcano, dice que los trabajadores conocen sólo dos de los oferentes: a Plataneros Unidos de Barú, de capital costarricense y Agro CA, propiedad del empresario indostaní, Harry Ramadán, que propone una inversión de 40 millones de dólares, más el pago por el arrendamiento de las tierras, por un monto aún no especificado y la conformación un sociedad con Coosemupar.

La Estrella conoció un tercer interesado en al menos tres mil hectáreas de las bananeras. Se trata del empresario chiricano Anel “Bolo” Flores, quien ofrece arrendar dos mil hectáreas para el cultivo de caña de azúcar y otras mil para el cultivo de banano desarrollados en tres años.

Flores dice que en total generaría unos mil cien plazas de trabajo y pagaría una anualidad de 200 dólares por hectárea en arrendamiento al Estado.

Pero mientras el gobierno de el presidente Ricardo Martinelli aún no define lo que va a hacer en Puerto Armuelles, los 2,800 trabajadores están que se halan los pelos, pues hace dos meses no cobran ni un centavo, ya que el gobierno les quitó el subsidio que les dio en los últimos meses.

De acuerdo con Lezcano, la situación es “desesperante”, ya que muchos trabajadores están “pasando hambre”.

Para paliar la situación el Ministerio de Desarrollo Social distribuyó hace poco bolsas de comida con un valor de 25 dólares y bonos de 50 dólares, pero la ayuda no llegó a todos y tampoco parece haber sido suficiente.

Lezcano dijo estar decepcionado del presidente Martinelli, de quien dijo ha “abandonado al sector agropecuario”. El problema, según señaló, es que están con las manos atadas para tomar cualquier tipo de decisión ya que la cooperativa está intervenida por las autoridades.

Sobre esto último, La Estrella intentó obtener una opinión del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, pero no fue posible.