Temas Especiales

19 de Oct de 2020

Economía

Información y transparencia, para el cliente

SUPERINTENDENTE. A partir de hoy 1 de agosto, entra a regir el Acuerdo No. 001-2011 del 4 de enero de 2011, que establece los lineamien...

SUPERINTENDENTE. A partir de hoy 1 de agosto, entra a regir el Acuerdo No. 001-2011 del 4 de enero de 2011, que establece los lineamientos para la transparencia de la información por el uso de los productos y servicios bancarios.

Según la disposición, todos los bancos deberán promover la transparencia de la información como un mecanismo para que los usuarios de los servicios bancarios y el público en general conozcan en todo momento lo relacionado con las operaciones y servicios bancarios.

Para la Superintendencia de Bancos (SBP), se trata de una buena práctica a nivel internacional que Panamá ha adoptado con el propósito de que la información que reciba el cliente sea más transparente.

Cuando un cliente va a adquirir algún tipo de obligación en una entidad bancaria o está sencillamente investigando con respecto a cuáles son las tasas de interés, las condiciones, cargos o comisiones que están involucradas dentro de una operación, el banco tiene que ser lo suficientemente explícito, de forma tal que le permita al consumidor bancario, o potencial cliente, poder hacer las comparaciones y tomar la mejor decisión.

El Acuerdo es de obligatorio cumplimiento para todos los bancos, quienes deberán ser plenamente transparentes en la difusión, aplicación y modificación de las tasas de interés, comisiones o cargos, recargos, cargos por cuenta de terceros y los servicios que brinden. Esta información deberá ser accesible en un formato de fácil comprensión. De igual forma, las entidades bancarias deberán contar con personal debidamente capacitado y actualizado en los temas que contemplen los contratos, a fin de absolver las consultas que los potenciales clientes tengan con relación al contenido de los mismos. En adelante, los clientes conocerán con oportunidad las comisiones que tendrán que pagar por el uso de cajeros automáticos, ya que se deberá reflejar en las pantallas de los cajeros automáticos, una leyenda clara y comprensible sobre el costo total de la operación.