Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Economía

EL TPC consolida la integración

SUPERINTENDENTE. El gobierno de los Estados Unidos de América ha sido el principal socio comercial de Panamá desde inicios de la Repúbl...

SUPERINTENDENTE

El gobierno de los Estados Unidos de América ha sido el principal socio comercial de Panamá desde inicios de la República y el Tratado de Promoción Comercial (TPC) representa una extraordinaria oportunidad para consolidar aún más la integración de los sistemas financieros de ambas naciones, entre otros importantes aspectos.

El TPC con Estados Unidos favorece el sistema financiero panameño. La banca panameña tendrá la opción de lograr una participación más activa en el mercado estadounidense, que independientemente de su situación económica actual es considerado como una de las economías más grandes del mundo.

Brinda además, a los bancos panameños de gran solidez la posibilidad de acceder a un importante mercado y la ventaja de obtener un trato igualitario con respecto a las condiciones con las que son tratadas las entidades bancarias estadounidenses.

Dada la importancia del Capítulo sobre Servicios Financieros, la Superintendencia de Bancos de Panamá mantuvo una efectiva coordinación a nivel técnico con los negociadores del Ministerio de Comercio e Industrias.

Esta entidad, como organismo encargado de regular y supervisar a los bancos y empresas fiduciarias del Centro Bancario Internacional de Panamá, procuró la obtención de los mejores beneficios para sus regulados y la protección de sus intereses, velando siempre por fomentar las condiciones propicias para el desarrollo de Panamá como centro financiero internacional.

El Tratado de Promoción Comercial o TPC con los Estados Unidos es un gran logro para Panamá, no sólo por sus enormes ventajas económicas. Bajo normas claras y de beneficio mutuo, son garantía de crecimiento y un estímulo para la mejora de la competitividad del sistema financiero del país que se ve reflejado no sólo en la economía local, sino en la de América Latina, al posicionar a Panamá como un hub financiero y centro bancario internacional de Latinoamérica.

Su aplicación representa para Panamá consolidar y ampliar el acceso de nuestros productos a la economía más grande a nivel mundial. Panamá está entre las 50 economías más competitivas del mundo por lo que la firma de este tratado trae consigo el desafío de mejorar aún más el nivel competitividad del país.